Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Estudio sugiere que el consumo diario de huevo puede reducir riesgos cardiacos

Las horas a las que comes puede afectar tu peso

Reaparece un virus que no tiene cura y ya dejó víctimas

Inicio / Actualidad / Polémica por las tres piernas de Reese Witherspoon en Vanity Fair

Polémica por las tres piernas de Reese Witherspoon en Vanity Fair

“Bueno, todo el mundo lo sabe ahora… tengo tres piernas”, comentó el viernes divertida la actriz Reese Witherspoon en Twitter. “Espero que todavía me acepten por lo que soy”.

La última portada de la versión estadounidense de la prestigiosa revista Vanity Fair ha arrancado más de una risa con su foto anual, que reúne a la crema y nata de Hollywood.

Este retrato de familia, con Oprah Winfrey, Tom Hanks, Robert de Niro y Nicole Kidman entre otras estrellas, fue retocado para mejor el aspecto de los protagonistas… pero olvidando eliminar una pierna de más.

Tras el tuit de Witherspoon, la reina de la televisión estadounidense Oprah Winfrey, que en la foto está sentada a su lado y la agarra por la cintura, comentó en la red social: “Yo acepto la tercera pierna. De la misma forma que yo se que tú aceptas mi tercera mano”.

Y es que en otra foto de la serie, tomada por la ilustre fotógrafa Annie Leibovitz, la productora, presentadora y actriz parece tener tres manos: una en su cintura, otra en la de Witherspoon y otra en su propia pierna.

Estos comentarios divirtieron mucho a los internautas el viernes.

“Imaginen los millones de dólares que se han gastado para quitar digitalmente la tercera pierna de Reese Witherspoon de todas las películas y programas de televisión durante todos estos años”, bromeó el periodista de la BBC Mark Savage en Twitter.

La célebre publicación se defendió afirmando que “habríamos adorado tener la exclusividad de la tercera pierna de Reese, pero desafortunadamente es sólo un pliegue de su vestido”.

En cuanto a las manos de Oprah, la redacción de Vanity Fair no tuvo mejor idea que preguntar: “¿Cómo podemos esperar que ella gestione todo con dos manos solamente?”.