miércoles , abril 25 2018
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Rafael Pérez Gay: los libros dan prestigio y poder

¡Tómate un descanso! No se trata sólo de trabajar

Comer pescado previene el Parkinson, Huntington, Alzheimer y la Esclerosis lateral Amiotrófica

Inicio / Actualidad / Fundador de Megaupload intenta en Nueva Zelanda evitar extradición a EU

Fundador de Megaupload intenta en Nueva Zelanda evitar extradición a EU

El titán de internet caído en desgracia, Kim Dotcom, vuelve a los tribunales de Nueva Zelanda el lunes, en lo que puede ser la última oportunidad del fundador del portal de descargas Megaupload para evitar su extradición a Estados Unidos.

La épica batalla para la extradición de Dotcom se ha extendido durante más de seis años, desde que en enero de 2012 la policía armada entró a su mansión de Auckland, mientras él se atrincheró en un cuarto blindado, en una operación espectacular que respondió a a una petición del FBI en Estados Unidos.

El acusado, cuyo verdadero nombre es Kim Schmitz, ciudadano alemán de 44 años, está acusado de piratería online a gran escala por las actividades del portal Megaupload, que fue desactivado por las autoridades en aquel allanamiento.

Si es extraditado a Estados Unidos Kim Dotcom, se enfrenta a penas de hasta 20 años de cárcel por cargos de fraude, extorsión y blanqueo de dinero.

Tanto Dotcom como otros tres cofundadores de Megaupload acusados -Finn Batato, Mathias Ortmann y Bram van der Kolk-, niegan los cargos y cuestionan a la justicia la legitimidad de su arresto, ante el Tribunal de Apelaciones de Wellington.

Si la corte determina que Dotcom puede ser extraditado, el proceso podría durar meses y él tendría opciones muy acotadas de revocar la decisión.

Teóricamente, puede apelar a la Corte Suprema, pero sus asesores legales deberían aportar nuevas evidencias de que fue víctima de un error judicial.
– Un pionero de la nube –

Megaupload fue pionera en el universo de las páginas de archivos compartidos, que llegó a tener unos 50 millones de usuarios diarios en su mejor época en 2011, y acaparaba un 4% del tráfico mundial de internet.

El problema, es que según las acusaciones del FBI, muchos de los archivos que se compartían eran películas y música protegidos por las leyes de propiedad intelectual.

Las autoridades estadounidenses consideran que los acusados sacaron 175 millones de dólares en beneficios y que causaron perjuicios por cerca de 500 millones a los dueños de contenidos que iban desde obras musicales, cinematográficas hasta otros productos digitales pirateados.

Actualmente la nube tecnológica está aún más extendida y han surgido alternativas como los servicios de “streaming” que siguen planteando un gran desafío a las autoridades estadounidenses.

En este contexto, una condena contra una figura de alto perfil como Dotcom podría tener un efecto disuasivo, según el FBI y el Departamento de Justicia.

Dotcom, nacido en 1974 en el noreste de Alemania, decidió cambiar su nombre en 2005, más o menos en el mismo periodo que creó Megaupload.

“Yo soy un objetivo fácil, ellos necesitan un villano que sea rico, extravagante y excesivo”, dijo en 2013.

“Viajar en un jet privado y manejar automóviles con una matrícula que dice “DIOS”, “FUMADO” O “MAFIA”, no son una buena forma de pasar inadvertido”, confesó.

Durante la batalla judicial no se ha quebrado y el año pasado, en el sexto aniversario de aquel allanamiento de película en su lujosa mansión anunció una demanda multimillonaria contra el gobierno neozelandés por daños. AFP