martes , noviembre 13 2018
Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Google Earth descubre un avión sumergido en una costa de Reino Unido

Una araña con cabeza de perro se ha vuelto viral

Desapareció una isla japonesa y recién nos damos cuenta

Inicio / MUNDO RARO / Estudiantes y un profesor de Yale se hicieron un selfie con dos cabezas humanas

Estudiantes y un profesor de Yale se hicieron un selfie con dos cabezas humanas

Un grupo de estudiantes de Yale junto a un profesor de odontología acudieron a un taller de medicina como parte de su formación en la prestigiosa universidad. Al parecer, usaron dos cabezas humanas cortadas en la investigación médica para realizar un selfie de dudoso e inclasificable sentido humorístico.

Ocurrió año pasado, y ahora se ha hecho público a través de Associated Press, quienes obtuvieron una copia de la foto de una persona que la recibió a través de un chat de grupo privado. Dicha persona, quien exigió el anonimato debido al daño potencial que podría acarrearle a su carrera, también dijo que la persona que hizo el selfie no le había dado permiso para que AP pudiera publicarla por temor a ser expulsado.

Al parecer, y según la investigación del medio, los estudiantes habrían tomado los selfies durante el Taller “DePuy Synthes Future Leaders”, el cual se centraba “en las deformidades faciales relacionadas con los dientes”. Tal y como explican sitios internacionales:

En la foto, el director y profesor visitante de Yale, Flavio Uribe y varios estudiantes de postgrado están mirando a la cámara, mientras que otros continuaban trabajando. Todos llevan máscaras quirúrgicas. Las dos cabezas cortadas están sobre unas tablas, boca arriba.

Según medios internacionales, Uribe les ha comunicado que la foto fue tomada tan rápido que no sabía que entraron en el encuadre las dos cabezas, las cuales dice estar usando para mostrar a los estudiantes la colocación correcta de los aparatos en los dientes. Sin embargo, un portavoz de Yale ha replicado que existe una política muy clara que prohibe fotografiar en el interior de los laboratorios, y que dicho incidente “fue perturbador y una desviación inexcusable de todo lo que Yale esperaría que ocurriera”.

Lo cierto es que el entrenamiento con cadáveres reales no es nada nuevo, y de hecho es una parte común de la formación médica. Dicho esto, cada cierto tiempo surgen este tipo de noticias donde personal en los laboratorios se salta las normas.