facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Alimentos que te ayudan a producir colágeno

¿Qué hacer si piensas que tu pareja es infiel?

¿Qué son las canas y cómo disimularlas?

Inicio / EN PRIMER PLANO / Curanderas le sacan $80,000 para comprar cadáver y “traspasarle” sus males

Curanderas le sacan $80,000 para comprar cadáver y “traspasarle” sus males

La víctima padece una grave insuficiencia renal. Pidió ayuda por Facebook y dos espiritistas la estafaron. Le curaron una verruga y le sacaron el dinero hasta para ir a Brasil en busca de una cura.

“Querida, te han hecho un trabajo, pero podemos ayudarte. Hay que comprar un cadáver y viajar a Brasil para sacarte la macumba que tienes”.

El “diagnóstico” dejó helada a una mujer, enferma, depresiva, agobiada y ávida de una solución rápida.

En el prólogo de su historia, angustiada requirió colaboración por Facebook y llegó a una autoproclamada curandera espiritista.

En la primera sesión, la curandera asistió a la paciente de unas verrugas con un ungüento y las verrugas “desaparecieron” rápido.

Envalentonada, la curandera descubrió que la “cliente” sufría una insuficiencia renal y le garantizó rápida y efectiva cura.

“Debes pagarme $ 22,000”, aclaró, según la causa que timonea la fiscal Aída Farrán Serlé.

La paciente reunió los $ 22,000 y fue con la curandera, quien le afirmó que en 7 días volvería a orinar. Es más, le pidió que suspendiera una de las 3 diálisis que se realizaba.

Pasó la semana y la víctima no experimentó mejoría alguna.

Fue con la mujer y ésta le afirmó: “Tienes un espíritu bravo. Debemos hacer algo más fuerte. Necesito otros $ 15,000”, clarificó.

Así, por cinco meses, la damnificada pagó por la supuesta compra de un cerdo y gallinas, además de velas rojas y negras, yuyos como romero, ruda, etc…

Cansada por la falta de soluciones, buscó explicaciones y la curandera la derivó con la hija “socia”, quien le anunció que el panorama era grave: “Debes pagarme $ 30,000. Compraré un cadáver en Buenos Aires y viajaré a Brasil en busca de curanderos fuertes que me ayuden a traspasarle tus males liberarte”. En total, la víctima soltó $ 80,000. No solo no encontró cura, sino que su cuadro se agravó y debió retornar a la diálisis.

Denunció a madre e hija por “estafa y ejercicio ilegal de la medicina”.