facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

El papa casó a dos miembros de su tripulación

Revelan la mayor cueva inundada del mundo en el Caribe mexicano

Barrales es la virtual candidata a la gubernatura de la CDMX

Inicio / Actualidad / Personajes 2017: Juan Villoro

Personajes 2017: Juan Villoro

Sus triunfos, aportaciones, iniciativas y entrega a su labor, iluminaron un año especialmente difícil para México. Y es que cada uno, desde su ámbito, contribuyó a reavivar la esperanza de vivir en un país del que todos nos sintamos orgullosos.

 

En septiembre pasado el nombre de este prolífico escritor fue tendencia nacional en redes sociales debido a la difusión de “El puño en alto”, un emotivo poema que publicó en su columna semanal del periódico Reforma para abordar lo que en ese momento estaba viviendo el país luego de los desastres naturales que lo habían cimbrado.

Nacido en la CDMX hace 61 años, Villoro se ha convertido en una de las voces más influyentes del periodismo mexicano y de la literatura latinoamericano. Ya sea como cronista, dramaturgo, novelista o autor de lúcidos ensayos se ha caracterizado por abordar una amplia variedad de temas, desde deportes, rock y cine, hasta literatura y política, este último porque considera inevitable que un escritor responda a su circunstancia y la de este país pasa por un momento muy delicado.

Animado por la convicción de que su trabajo está cimentado por la honestidad, el apetito por la verdad y una inmensa curiosidad, considera que un intelectual debe mantenerse al margen del poder, pero no puede negarse a dialogar con él, siempre y cuando se trate de un diálogo crítico.

Satisfecho con el reciente montaje de su obra La desobediencia de Marte, actualmente promueve su más reciente colección de ensayos, La utilidad del deseo, cuya idea central es la reivindicación de la literatura a partir de la lectura.

Para Villoro un libro cerrado es sólo la posibilidad de una obra de arte que se concreta cuando lo activa la lectura. Para fomentarla se debe comenzar por dejar de imponerla. “cuando la lectura es una forma de placer y se contagia como tal se convierte en algo insustituible”.

 

“Un intelectual debe mantenerse al margen del poder, pero no debe negarse a sostener un diálogo crítico con él. Juan Villoro

 

 

(Pedro C. Baca)