Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

No me dejan ver a mi hijo

Anorexia, bulimia y otros desórdenes alimenticios

Cuba, lo que dejó Fidel Castro

Inicio / Reportajes / ¡Con el agua al cuello! Diga adiós a la cultura de la deuda

¡Con el agua al cuello! Diga adiós a la cultura de la deuda

Si usted es de los siete de cada 10 mexicanos que tiene más pérdidas que ganancias, alégrese, estos consejos de los expertos pueden ayudarle. Esta temporada puede convertirse en el momento ideal para sanear sus finanzas y empezar el año libre de adeudos.

I : Felicidad con sus necesidades cumplidas

En enero de 2017 el ingeniero en sistemas Daniel Rodríguez se vio obligado a pagar 100,000 pesos como multa por cancelar una hipoteca para adquirir su primer departamento, además de rematar su auto para amortizar los intereses bancarios que rebasaron por mucho su salario. De pronto, a sus 27 años de edad, se encontró con que debía más de 300,000 pesos, y lo peor es que no sabía en qué los había gastado.

Esta realidad afecta a siete de cada 10 mexicanos ya que “la cultura financiera no es lo nuestro, gastamos más de lo que tenemos y después no sabemos cómo enfrentar las deudas”, afirma el experto en finanzas personales Marcelo Romo Alanís, coautor del libro Querido dinero ¡te odio y te quiero!, publicado por Editorial Planeta.

Hay quienes atribuyen este fenómeno a aspectos culturales. Un botón de muestra, la herencia colonial: México fue conquistado por España, nación catalogada como la “primera potencia mundial en morosidad” por Pere Brachfield, uno de los mayores expertos del mundo en el estudio del fenómeno de la deuda. “Una investigación realizada hace unos años por la Comisión Europea (publicada antes de la crisis de 2008) reveló que España merece figurar en el Libro de los Récords Guinness como el país de la UE con mayor porcentaje de morosos internacionales”, señala Brachfield en su libro Análisis del moroso profesional.

Sume usted que en México tampoco existe una educación en finanzas: el 63.4% de la población no lleva registro de cuánto gasta y los que sí lo hacen, lo llevan mentalmente (63.8%); coligado a que 70% de los mexicanos realiza gastos mensuales que no tenía planeados, según datos la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), elaborada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

“A mayor educación, mayor posibilidad de un mejor manejo financiero, pero no es determinante”, indica Marcelo Romo, quien dice a Contenido que en el país sólo 17% de la población tiene licenciatura y el 1% algún postgrado, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Algunos factores emocionales determinan esta tendencia. Un ejemplo son aquellos donde la imagen y lo novedoso está ligado al éxito, el valor de la persona y la felicidad. “Sentirse apreciado y amado es vital para cualquier ser humano, no obstante, en el mundo actual la liquidez en las relaciones, lo efímero y la rápida caducidad de todo, genera una sensación de insatisfacción, vacío y soledad”, indica la maestra en psicoterapia psicoanalítica Susana Salazar Gómora.

Ante tal necesidad, la mercadotecnia “oferta productos que prometen otorgarnos el amor y valor anhelados, y crea necesidades inexistentes que agudizan el vacío que los diversos artículos prometen llenar”, agrega la también coordinadora del Centro de Especialización de Estudios Psicológicos de la Infancia (Ceepi).

A esta realidad, agrega Salazar, se suma la promoción de la vida sin límites donde los bancos y tiendas departamentales otorgan créditos fácilmente sin contar que la tecnología ha simplificado el acceso a productos en un clic, favoreciendo las compras impulsivas.

“En la época navideña las emociones se exacerban -detalla Salazar Gómora- pues el fin de año también promueve la realización de un balance entre logros y fracasos, y cuando el recuento no agrada, las compras son el placebo ideal. El optimismo que nos caracteriza, termina lapidando nuestra economía, pues pensamos que basta con ‘decretar la abundancia’, para que llegue con el año”, refiere la psicoanalista.

Las estadísticas confirman nuestro comportamiento: de acuerdo con datos de la ENIF, en el último año 20% de los mexicanos se atrasó más de una vez en pagos de tarjetas departamentales y créditos automotriz o hipotecarios.

Pero este mal no es exclusivo de México, existen países donde las deudas tanto individuales como nacionales rebasan a la mexicana, y la diferencia radica en el uso que se le dio al dinero, señala el doctor Agustín Pérez Méndez, académico investigador de la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana, quien precisa a Contenido: “En nuestro país gastamos en productos efímeros y el gobierno en salarios de funcionarios. En otras naciones, tanto el Estado como los ciudadanos invierten en bienes, servicios e infraestructura”.

Para evitar caer en tentaciones de esta temporada Marcelo Romo recomienda: “Antes de comprar hay que esperar 24 horas para definir si se trata de una verdadera necesidad o de una compra impulsiva”.

 

 

Deuda mundial

La mala administración de la población se replica también en la administración de los gobiernos. México debe 58% de su PIB y hay estados con deudas alarmantes: Chihuahua (219%), Coahuila (211%), Quintana Roo (204%) y Nuevo León (182%). La diferencia con otros países es en qué se invierte ese dinero.

 

País Porcentaje de su PIB
Japón 237
Grecia 181
China 105
México 58

Fuente: México Evalúa y UP.

 

 

Pobres Vs. ricos

En México los pobres son los que más deben. Gastan 5.4 veces más de lo que perciben, de ahí su alto endeudamiento, reportó BBVA Research en su estudio Situación de la Banca en México. Sin embargo, contrario a lo que se piensa, son mejores pagadores que los ricos. Brachfield cita a Joaquín Torres, arquitecto de celebridades como Madonna, Felipe González, Penélope Cruz y Javier Barden, quien aseguró: “La gente con dinero es mucho menos cumplidora y tarda mucho en pagarte, y los famosos más. Se creen que la fama y el éxito les hacen mejores que la masa, van muy sobrados y no suelen respetar al profesional que tienen enfrente”.

 

 

Egresos X & Y

Millennials (Y): gastan en objetos y servicios poco tangibles o que caducan pronto (acceso a plataformas, carros, tecnología, viajes, etc.)

Generación X y Baby Boomers: consumen bienes y servicios tangibles (como hipotecas, casa, autos y seguros).

Fuente: Marcelo Romo

 

 

Resaca del Año Nuevo

30.5% inicia con deudas.

38.7% de las deudas de enero van de los 1,000 a los 5,000 pesos.

16% paga deudas de enero durante todo el año.

34.7% tarda de tres a seis meses en pagar las deudas de inicios de año.

Fuente: Merca 2.0.

 

II: Ahorro ¿para qué?

“Cuando se nos pregunta a los mexicanos cómo adquirir bienes, la mayoría opta por la deuda y no por el ahorro”, afirma el doctor Agustín Pérez Méndez, de la Universidad Panamericana.

El origen de esta idea está en nuestra infancia. El 90% de nosotros fue educado por los padres para ahorrar, seguido de la escuela o profesor con 8% y algún familiar con 5%. El instrumento usado con mayor frecuencia fue la alcancía (59%) y hablar de la importancia del ahorro (30%). Sólo el 15% recibió el ejemplo de los padres y adultos cercanos, según datos de la ENIF. Pese a los buenos deseos y consejos durante la infancia, la falta de ejemplos prácticos o modelos a seguir hizo que los consejos de ahorro se olvidaran durante la etapa adulta.

Otra de las principales limitantes para no ahorrar es que se arguye que “no nos sobra dinero”. Pero a decir de Marcelo Romo, eso es un engaño, pues a diario realizamos gastos hormiga y fantasma que dinamitan nuestra economía.

La desconfianza y desconocimiento hacia los bancos es otro gran problema, reporta la ENIF: el 61% de la población lleva ahorros informales (casa y tandas) y sólo el 44% lo hace de manera formal.

A este fenómeno se suma la falta de motivación para ahorrar: “Los padres, sumergidos en el mundo consumista, han otorgado a sus hijos todo cuanto desean; entonces, ¿para qué ahorrar?, ¿para qué esperar?”, indica la maestra Salazar Gómora.

Curiosamente, según esta especialista, el ahorro puede ser un gran antídoto para esta falta de motivación, pues fomenta el deseo y fortalece la tolerancia a la frustración.

“Una opción para incentivar la cultura del ahorro en los niños consiste en postergar la entrega del ‘domingo’ ofreciéndoles un poquito más del total si acceden a esta petición de ahorrar”, añade Marcelo Romo.

 

¿En qué gastan sus ahorros los mexicanos?

Uso %
Atender una emergencia 31.4
Gastos de comida, personales o pagos de servicios 31.1
Gastos de salud 11.1
Gastos de educación 14.7
Comprar, reparar, remodelar o ampliar casa, comprar terreno o vehículos 18.4
Pagar vacaciones y fiestas 12.6
Comenzar o ampliar un negocio 5.2
Para vejez y retiro 1.2

Fuente: ENIF

 

III: ¿Deudas?… ¡Sí!

Las deudas no necesariamente son malas y pueden ser prioritarias. ¿Pero para qué usos?

“Para bienes de largo plazo o cuya durabilidad será mayor al tiempo en que perdure el pago del adeudo. Comprar bienes de primera necesidad o regalos efímeros a meses sin intereses no es buena opción”, afirma Marcelo Romo.

Los meses sin intereses o los ‘pagos chiquitos’ son una de las principales causas de quiebra de los mexicanos, “porque si hacemos cuentas se termina pagando hasta el triple del costo del producto”, agrega el doctor Pérez Méndez.

El sobreendeudamiento y la morosidad de sus ciudadanos llega en México a superar los 103,000 millones de pesos, según datos de las comisiones nacionales para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y la Bancaria y de Valores (CNBV).

En el plano internacional la cultura de la deuda también permea. De acuerdo con la información recopilada por el Fondo Monetario Internacional a través de su Encuesta de Acceso Financiero (Financial Access Survey, FAS, por sus siglas en inglés), México acumula 504 contratos de créditos por cada 1,000 adultos, Brasil en cambio registró 1,922 y Chile 774.

Caso contrario son Argentina, Colombia, Perú y Nicaragua, los cuales acumularon un menor número de contratos de crédito que México; en tanto que China y Bélgica reportaron más de 1,000 créditos, mientras que Angola, India, Uganda y Bangladesh registraron menos de 100.

En ese sentido –coinciden Salazar Méndez y Romo– hay que tener claro cuánto se va a pagar por el préstamo y por más grande que éste sea (hipoteca o crédito para auto) los pagos mensuales de preferencia no deben ser mayores al 30% del ingreso. Si esto no es posible, lo mejor es ahorrar para pagar de contado un porcentaje del bien y que el resto de la deuda quede dentro del rango del 30% del ingreso mensual.

 

 

Cuándo sí endeudarse

1.- Si es algo que le ayudará a ganar dinero o si lo necesita para su trabajo.

2.- Si encuentra una oportunidad que no se va a repetir acerca de un objeto que necesita.

3.- Cuando lo que va a comparar está acorde con sus planes de vida y futuro, y le alcanza.

4.- Para darse un lujo de vez en cuando, pero sólo si le alcanza.

(Adaptación de Querido dinero.)

 

IV: ABC de las finanzas sanas

Para iniciar el próximo año con finanzas limpias, los expertos sugieren tres sencillos pasos:

  1. Lápiz y papel: Poner por escrito ingresos y egresos para saber en qué gastamos y cómo lo hacemos.
  2. Pagar deudas: Recorte gastos, reestructúrela y pague todo lo que se pueda. Es importante crear un historial crediticio sano, para tener acceso a créditos mayores cuando se necesiten.
  3. Poner a trabajar el dinero. Ahorro a corto, mediano y largo plazos.

 

Los mexicanos no somos previsores: “El optimismo que nos caracteriza nos lleva a pensar que nada nos va a pasar, pero el futuro es poco esperanzador. Para 2050 se tiene estimada una esperanza de vida de 79 años para hombres y de 84 años para mujeres. La mayoría no tendrá acceso a una pensión y quienes sí la tengan, sólo recibirán el 30% de su último ingreso, lo cual seguramente será insuficiente”, afirma Deble Kuri, subdirectora de comunicación de Seguros Monterrey New York Life, y agrega a Contenido que “actualmente hay muy buenos productos financieros que incluyen seguros de vida más un plan de inversión. Muchas personas temen invertir en acciones o en Bolsa, porque es muy variable, pero a la postre las ganancias pueden ser de más del 15%. Las únicas preguntas que hay que hacer es cuánto me cuesta y cuanto voy a ganar”, enfatiza Kuri.

 

¿Cuándo empezar?

La Navidad y el Fin de Año son el momento ideal, porque según los expertos, no hay mejor regalo para nuestros seres queridos y nosotros que una economía sana en el presente y para el futuro.

 

 

Fantasmas y hormigas contra la economía

El 50% de las personas no sabe cómo se les va el dinero que ingresa. Los gastos “fantasma” y “hormiga” son la causa principal:

Gastos fantasma. No los ve, no sabe que están ahí, pero se asustaría de saber cuánto suman (suscripciones para ver series, escuchar música, recibir noticias).

Gastos hormiga. Son muy pequeños pero todos juntos suman mucho más de lo que se imagina (chicles, papitas, cafecito de la mañana, propinas, etc.).

(Adaptación de Querido dinero.)

 

 

 

Regla 50-30-20

Para tener finanzas sanas, de lo que recibe al mes es conveniente dedicar

50% a gastos fijos (renta, luz, gasolina, comida).

30% a gustitos (ir al cine, comprar algo de ropa, etc.).

20% al ahorro.

(Adaptación de Querido dinero.)

 

 

Ahorro a tres plazos

Corto plazo (cinco años): ideal para vacaciones, una emergencia o un auto.

Mediano plazo (10 o 15 años): para una casa o seguro de educación para los hijos.

Largo plazo (20 años o más): para el retiro de vida.

Fuente: Seguros Monterrey

 

 

Visión mexicana

*El 52.4% no cuenta con un ahorro para el retiro o Afore; de los que sí lo tienen, sólo el 4.2% realiza aportaciones voluntarias (ENIF).

*Sólo 1.2% tiene una cuenta de fondo de inversión (no Afore), y 1% tiene cuentas de depósito a plazo fijo.

*Sólo 25% de la población cuenta con un seguro, el más común es el de vida (79%), seguido por el de auto (33%), gastos médicos (30%), accidentes (13%) y casa (10%).

Fuente: ENIF

 

5 pasos para salir de  deudas

  1. Suspenda provisionalmente sus pagos: avise al banco que dejará de hacer frente a la deuda en tanto su economía se recupera.
  2. Estabilice sus finanzas: ocupe los recursos que utilizaba en “medio pagar sus mínimos” para sanear su economía. Aplique un plan familiar de austeridad y suspenda los gastos hormiga.
  3. Ahorre para negociar: reúna un mínimo del 30% de lo que debe. El 70% de descuento de su deuda es en promedio, ya que es lo máximo que se puede conseguir de condonación.
  4. Negociación: póngase en contacto con su acreedor y negocie. Entre mejor historial crediticio tenga más fácil será negociar.

(Info. Defensa al deudor)

 

(Mariana Chávez Rodríguez)