jueves , diciembre 13 2018
Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Copa Mundial de Clubes: Lo máximo del Fut de liga

Identifican pautas para el desarrollo de anticuerpos universales contra el VIH

“Roma” y “El ángel”, entre las nominadas al Goya a mejor película iberoamericana

Inicio / Acontecer / Personajes mexicanos 2017: ciudadanos mexicanos

Personajes mexicanos 2017: ciudadanos mexicanos

 

Sus triunfos, aportaciones, iniciativas y entrega a su labor, iluminaron un año especialmente difícil para México. Y es que cada uno, desde su ámbito, contribuyó a reavivar la esperanza de vivir en un país del que todos nos sintamos orgullosos. Contenido presenta 10 personajes que por sus méritos sobresalieron en este año.

 

 

 

Es casi un deporte nacional decir que todo va mal en México y ciertamente este año transcurrió entre acontecimientos y situaciones que alimentaron el pesimismo. Por fortuna, ese desánimo se diluye cuando vienen a la mente los nombres de quienes durante este 2017 destacaron tanto por su dedicación, al realizar sus tareas cotidianas, como por el valor de sus aportaciones, iniciativas, logros y actos de generosidad que nos permiten constatar que la grandeza de este país supera a sus desafíos, dilemas y desencuentros.

 

Ánimo mexicano ante los sismos

 

Los días 7 y 19 de septiembre de 2017 quedarán grabados en la memoria colectiva como dos fechas dolorosas debido a los terremotos que perturbaron al centro y sur del país, dejando cientos de muertos, daños graves en infraestructura urbana de vital importancia y un quebranto que supera los 35,000 millones de pesos.

Esas terribles jornadas también serán recordadas por las conmovedoras muestras de solidaridad de toda la sociedad mexicana, en momentos, en que muchos consideraban que había perdido la voluntad de ofrecerlas.

Mujeres y hombres de distintas clases sociales participaron como voluntarios en las labores de remoción de escombros, además de aportar donativos en efectivo y especie. Los connacionales en el exterior abrieron centros de acopio y enviaron toneladas de víveres a los más afectados.

Millones jóvenes, esos a quienes se había descrito como incapaces de comprometerse con algo que no les reditúe placer momentáneo, encabezaron brigadas de rescate y viajaron en caravanas hacia las zonas de desastre para entregar ayuda humanitaria y llevar palabras de consuelo.

No sólo eso, compañías, bancos y fundaciones ligadas a grupos empresariales ofrecieron diferentes contribuciones en dinero, en especie, servicios y múltiples facilidades. Las autoridades civiles, elementos del Ejército y la Marina Armada de México coordinaron puntualmente las tareas de emergencia.

Pocas veces en la historia del país se había visto a tantos ciudadanos trabajando con un objetivo común, en tan poco tiempo y con tanta empatía. A pesar de todo, México sigue contando con su gente.

 

“Se movió la tierra, pero también nuestra conciencia, lo único que importó fue socorrer al prójimo y curar a nuestra patria”, anónimo.