Importante: Nuestro Aviso de Privacidad ha cambiado a partir del 14 de mayo de 2018, puedes consultarlo aquí: http://contenido.com.mx/aviso-de-privacidad/
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

La última película de Kevin Spacey no llegó ni a 1, 000 dólares en su estreno

¿Son las papas 🍟 a la francesa realmente belgas?

¿Efecto mariposa? Un terremoto podría ocasionar uno nuevo del otro lado del mundo

Inicio / EN PRIMER PLANO / La mortífera obsesión de Corea del Norte

La mortífera obsesión de Corea del Norte

Su decisión de realizar ensayos nucleares le han ganado el repudio de la comunidad internacional, pero ni sanciones, ni amenazas logran apartarla de sus planes. ¿Qué le permite continuar? La explicación es amplia y no deja de sorprender. Conozca estos datos de Corea del Norte.

Foto: Libertaddigital.com

 

“En Corea del Norte prefieren comer pasto antes que renunciar a su programa nuclear mientras se sientan amenazados”, explicó recientemente el presidente ruso Vladimir Putin, al referirse a la decisión inquebrantable de su vecino asiático de proseguir con su estrategia de defensa, construida, según el discurso oficial norcoreano, para “protegerlo de los países que pretenden aniquilarlo: Corea del Sur, Japón y Estados Unidos”.

La expresión de Putin puede sonar exagerada, pero “aporta pistas para entender cómo es posible que uno de los países más pobres del mundo mantenga un ejército de 1,190,000 efectivos y posea armas tan sofisticadas como para generar un conflicto bélico de la mayor trascendencia”, opina la doctorante en Ciencias Políticas Natalia Rivera Ángel, académica del Centro de Relaciones Internacionales de la UNAM y especialista en estudios sobre la Cuenca del Pacífico.

Actualmente, el grado de tensión entre Corea del Norte y E.U.A. ha llegado a tal punto que los jefes de Estado de ambos países se han amenazado con “lluvias de fuego y furia”. Del lado asiático no han sido sólo palabras: el pasado 4 de julio, justo cuando los estadounidenses celebraban el aniversario de su independencia, ordenó el lanzamiento de su primer misil intercontinental. “Es nuestro regalo para los bastardos estadounidenses, queremos que sepan que podemos llegar hasta Alaska”, anunció entonces el líder norcoreano Kim Jong-un para luego advertir que domesticará al “viejo senil” (Donald Trump) que gobierna la Unión Americana.

MOTIVOS PODEROSOS

“El temor norcoreano de sufrir una invasión armada tiene que ver con la paranoia infundida por su régimen, de corte totalitario, para legitimarse ante su pueblo, pero también con sucesos ocurridos siete décadas atrás y que han marcado la evolución de un país descrito hasta por sus aduladores como ermitaño debido a su aislamiento voluntario del resto del mundo”, comenta Rivera.

A finales de los años cuarenta del siglo pasado, la península de Corea dejó de ser colonia japonesa para quedar a merced del reparto de áreas de influencia entre las dos superpotencias de la época: la URSS y E.U.A. La primera se quedó con el norte del territorio, en el que promovió la fundación de la República Popular Democrática de Corea, un Estado comunista encabezado por el ex guerrillero Kim Il Jong.

En junio de 1950 el ejército del nuevo país cruzó la frontera sur para tomar Seúl, capital de la República de Corea, y proclamar la reunificación bajo un régimen comunista. Esa acción provocó la intervención militar estadounidense que rápidamente hizo retroceder a los invasores hasta arrinconarlos en la frontera norcoreana con China.

Al “Gigante Amarillo” le disgustó el operativo porque lo consideró una amenaza a su integridad, así que puso tropas al servicio de Corea del Norte, lo que desató un cruento enfrentamiento armado que se prolongó por tres años, costó la vida de 2.5 millones de personas, casi todas civiles, así como el desplazamiento forzado de unos 10 millones de personas.

Las hostilidades cesaron en julio de 1953 con la firma de los acuerdos de Panmunjom que establecieron una zona desmilitarizada a lo largo de la frontera entre ambas Coreas. No se logró la paz definitiva porque las partes en conflicto no cedieron en sus reivindicaciones, pero al régimen norcoreano le sirvió para mantener a su población en constante vigilia por “el riesgo inminente de una nueva invasión”. Ese modus vivendi se ha mantenido hasta la fecha.

ESTADO AUTOSUFICIENTE

La frágil estabilidad permitió que cada Corea prosiguiera con su propio modelo de desarrollo. Mientras el sur sentó las bases de un milagro económico, el norte se aferró a la idea de crear un Estado comunista autosuficiente sobre todo en la producción agropecuaria y se aisló de la comunidad internacional. En cuanto a la URSS y China, sus dos referentes ideológicos, mantuvo un trato distante.

Durante ese periodo se mantuvo latente el odio hacia lo estadounidense como parte de la ideología del régimen, pero más allá de acusaciones de ser campo de entrenamiento para grupos subversivos de izquierda, entre ellos algunos mexicanos, no representó mayor amenaza para la paz mundial. Incluso, en 1985 se adhirió al Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (NPT, por sus siglas en inglés).

El panorama cambió con la caída del bloque socialista, en particular de su vecina la Unión Soviética, su principal mercado y origen de casi todas sus importaciones. La nueva Rusia, país con el que comparte frontera, no la consideró prioritaria en su agenda de política exterior. Volteó hacia China que se convirtió en su principal socio comercial, pero por primera vez en décadas el régimen de Pionyang se sintió vulnerable. ¿Cómo encaró la situación? “Con la creación de su programa nuclear que arrancó con la producción de plutonio, combustible para armas nucleares”, refiere la internacionalista Rivera.

Es más, la idea de convertirse en una potencia nuclear prosiguió luego de la muerte de Kim Il-sung, quien heredó el poder a su hijo Kim Jong Il, lo que estableció la primera dinastía comunista en el mundo. El nuevo gobernante se negó a reducir el presupuesto destinado al sector militar a pesar de la hambruna que el país sufrió a principios de los noventa, cuando una serie de catástrofes naturales arruinaron varios ciclos de cosechas. Según cifras oficiales entregadas entonces a la ONU para recibir ayuda, el desastre costó la vida de unas 300,000 personas, sin embargo, algunas organizaciones humanitarias elevan la cifra a tres millones.

TÍMIDO ACERCAMIENTO

Según Rivera fue a mediados de los años noventa cuando el programa nuclear norcoreano llamó la atención internacional. A pesar de haber asegurado que estaba produciendo energía nuclear por carecer de petróleo, se negó rotundamente a que inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) visitaran sus reactores.

Por tanto, el gobierno del entonces presidente Bill Clinton estableció un acuerdo de seguridad con Corea del Sur, Taiwán y Japón que lo comprometió a salir en su defensa en caso de agresión, pero al mismo tiempo buscó acercarse al régimen de Pionyang al que envió alimentos y medicinas, además de prometerle apoyo económico para desarrollar otras fuentes de energía.

Para sorpresa de todos, Kim Jong Il aceptó las propuestas de su enemigo mortal, tal vez porque no abordaron la apertura de su régimen, ni lo llamaron a cuentas por las denuncias de graves violaciones a los derechos humanos, con campos de reeducación para confinar a unos 200,000 presos políticos. Deseoso de un nuevo trato con Estados Unidos, en octubre de 2000 Kim recibió a la secretaria de Estado norteamericano, Madeleine Albright.

“El clima de distensión se terminó con el cambio de autoridades en Washington. El nuevo presidente George W. Bush echó literalmente a la basura el programa de cooperación y poco después incluyó a los norcoreanos en el nuevo “eje del mal” que Estados Unidos debía combatir para asegurar la paz mundial”, explica Rivera, para quien la actitud del mandatario estadounidense terminó por ser un estímulo perverso para el país asiático que entonces ya sabía que podía usar su programa nuclear como arma de negociación.

JUEGOS DE GUERRA

En 2003 Corea del Norte salió del NPT y tres años después realizó la primera de las nueve pruebas nucleares que ha llevado hasta la fecha. Estos ensayos se incrementaron después de un inesperado relevo en el poder que ocurrió en diciembre de 2011, luego de la muerte de Kim Jong Il y el ascenso de uno de sus hijos menores, Kim Jong-un.

Con el tercero de los Kim se esperaba cierta apertura, si no en materia política, sí en el ámbito económico, sobre todo porque el joven líder, actualmente de 34 años de edad, fue educado en Suiza y Alemania, pero la realidad fue diferente. Adoptó las posiciones más ortodoxas para ganar la lealtad del ejército y tener margen de maniobra para desaparecer a sus adversarios (ver Gobernantes que se apropian de sus países, Contenido, Abr. 2017),

“Kim y su círculo cercano quieren un trato respetuoso para su país y creen que la manera de lograrlo es convertirlo en una potencia militar, pero sus alardes son sólo eso. No está en condiciones de ganar una guerra prolongada contra Estados Unidos y sus aliados”, opina la académica de la UNAM.

Esta percepción la apuntala una reciente declaración del profesor Bruce Bechtol, del Departamento de Estudios para la Seguridad y Justicia Criminal de la Universidad Angelo State, en Texas, Estados Unidos. De acuerdo con el estudioso, los norcoreanos sólo pueden sostener entre dos y tres semanas de suministros, como municiones, alimentos, combustible, etcétera.

Entonces ¿por qué Kim ha provocado tanta zozobra? Por las consecuencias de un ataque atómico a Seúl y Tokio que, según un estudio del sitio web especializado 38 North, dejaría dos millones de muertos, por lo menos.

“El régimen norcoreano sabe que no puede salir victorioso y eso es una buena noticia para el mundo, pero no hay que perder de vista que si se siente acorralado podría hacer una demostración de fuerza”, comenta Rivera quien considera adecuadas las sanciones económicas como el recorte de sus importaciones de petróleo y restricciones a sus exportaciones de carbón y manufactura. Advierte también que la vía del diálogo no debe cerrarse, tal como lo ha recomendado el presidente ruso Vladimir Putin.

“El asunto norcoreano debe estar en la agenda internacional no sólo por el tema del armamento, sino para lograr la apertura paulatina de su régimen, algo que por ahora se antoja imposible. En aquel país disentir equivale, literalmente, a firmar la sentencia de muerte”, concluye la académica.

Contacto con México

En 1980 México estableció relaciones con Corea del Norte, pero fue hasta 1993 que aquel país abrió su embajada en nuestro territorio. Entonces comenzó el intercambio comercial que sumó 59.5 millones de dólares con una balanza muy favorable para el país latinoamericano.

En ese lapso México le vendió unos 45.7 millones de dólares en mercancías, monto que representó 1.3% de las importaciones norcoreanas.

En la lista de sus compras a México destacaron ocho productos:

Petróleo refinado                           (45.3 millones de dólares)

Teléfonos                                        (118,000 dólares)

Computadoras                               (31,000 dólares)

Transformadores eléctricos        (22,000 dólares)

Alimentos del campo                    (19,000 dólares)

Centrifugadoras                             (13,000 dólares)

Hélices de barcos                         (6,000 dólares)

Textiles                                             (5,800 dólares)

Por su parte, México compró 13.8 millones de dólares en productos norcoreanos, incluyendo piezas para equipos de cómputo.

Fuente: Observatory of Economic Complexity (OEC) del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

 

Arsenal destructivo

De acuerdo con El balance militar 2017 preparado por el Internacional Institute for Strategic Studies (IISS), las fuerzas armadas norcoreanas estarían integradas de la siguiente manera:

 

Personal activo total          1,190,000

Ejército                                 1,020,000

Marina                                  60,000

Fuerza Aérea                       110,000

 

Paramilitares                                  189,000

 

Reservas                             5,700,000 (la quinta parte de la población del país).

 

Tanques                               3,500

Aviones                                545

Submarinos                        73

Artillerías                              21,100

 

Países con armas nucleares

Nueve países en el mundo poseen armamento nuclear, destaca la Campaña Internacional por la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN), respaldada por cifras del Instituto de Investigaciones para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

El arsenal total asciende a 14,935 armas distribuidas de la siguiente manera:

  • Rusia: 7,000

De las que 1,950 ya fueron desplegadas estratégicamente y 5,050 están en depósitos custodiados por las fuerzas armadas.

  • Estados Unidos: 6,800

De las que 1,800 están desplegadas. Según la ICAN, E.U.A. es el país que más presupuesto destina a la modernización de las ojivas y en sistemas de lanzamiento.

  • Francia: 300

De las que 280 están en submarinos y aviones de las fuerzas armadas.

  • China: 270

No existe información sobre cuántas están desplegadas. Tampoco hay indicios de que el gobierno de Beijing esté desarrollando más armamento nuclear.

  • Reino Unido: 215

Tiene una flota de cuatro submarinos equipados y cada uno transporta 16 misiles Trident. Otras 56 cabezas nucleares habrían sido desplegadas por otros medios.

  • Pakistán: 135

Su arsenal aumenta constantemente, además de que invierte en mejorar la estructura para lanzamiento y definición de objetivos.

  • India: 125

Motivado por sus frecuentes conflictos con Pakistán, India rompió sus acuerdos de no proliferación de armamento nuclear y, año con año, mejora la capacidad de lanzamiento.

  • Israel: 80

Según la Federación de Científicos Americanos, se desconoce más sobre su uso y fabricación, ya que el gobierno niega que exista ese tipo de armamento.

  • Corea del Norte: 15

Es el país que más recientemente incursionó en este sector de la industria militar. No está en posibilidades de desplegarlas, pero no cesa de ensayar cómo hacerlo.

 

Según el ICAN, si Corea del Norte u otro país detona tan sólo una ojiva nuclear, podría matar a millones de personas y provocar secuelas durante décadas, ya que el armamento elaborado actualmente es mucho más poderoso que las bombas atómicas lanzadas en Hiroshima y Nagasaki en 1945.

 

 

Entre el mito y la realidad

*Su régimen parece sacado de la novela 1984, de George Orwell.

El adoctrinamiento de su población, para amar a sus dirigentes, incluso más que a los propios padres, y odiar a sus enemigos externos, coincide sorprendentemente con la obra.

 

*Está completamente aislado del mundo.

La doctrina del régimen busca el desarrollo del país por sus propios medios, pero mantiene vínculos comerciales con 80 países, entre ellos Alemania, Francia, India y Chile.

 

*Comen raíces y ratones para subsistir

Hace dos décadas el país enfrentó una severa crisis alimentaria que obligó a su población a medidas desesperadas para sobrevivir, superada la emergencia ha crecido el consumo de carne y fruta.

 

*Cortes de cabello obligatorios

El escaso poder adquisitivo del norcoreano promedio se refleja en la austeridad de su vestimenta y en la poca variedad de cortes de cabello, pero no existen datos de que estén reglamentados.

 

*Rutina aburrida

Sólo existe un canal de televisión cuya programación exalta las hazañas del régimen. Los videojuegos son muy populares pero el acceso a Internet está restringido.

 

*Potencia deportiva

El Estado da un trato preferencial a los deportistas de alto rendimiento, lo que le ha permitido conquistar 16 medallas olímpicas de oro (México ha ganado sólo 13).

 

*Buenos falsificadores

El gobierno estadounidense acusa al norcoreano de proteger a mafias que han logrado falsificaciones perfectas de billetes de 100 dólares, pero nunca ha confiscado un cargamento.

 

 

Foto internet

Las dos Coreas frente a frente

Norte                         Sur

Territorio (Km2)                                                     120,538                                99,720

Población                                                               25,248,140                          51,181,299

Capital                                                                     Pionyang                              Seúl

Economía en el mundo                                       125                                        11

PIB per cápita (dólares)                                       619                                        27,535

Índice de Desarrollo Humano                            Sin datos                             Muy alto

Esperanza de vida (años)                                               70.3                                       82.1

Gasto en salud (mdd*)                                        402.9                                    7,436.2

Gasto militar en % de su presupuesto            25                                           12.5

Escolaridad promedio (años)                            11                                          17

Ranking Transparencia                                      174/176                                52/176

Comercio internacional (mdd*)                         9,170                                    901,618

Fuentes: CIA-The World Factbook, datosmacro.com

*mdd = Millones de dólares

 

(Pedro C. Baca)