facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

La mortífera obsesión de Corea del Norte

Así reacciona nuestro cuerpo ante situaciones extremas

La dieta más efectiva para perder peso

Inicio / CUERPO Y MENTE / Amistad vista por la ciencia

Amistad vista por la ciencia

Conocer gente nueva puede ser emocionante y estresante, la fórmula puede ayudarte a dominar las conexiones verdaderas y forjar relaciones estrechas. Dicen que los amigos se cuentan con una sola mano y sí; es probable que aquellos que realmente son cercanos a ti, sean pocos. Sin embargo, según la ciencia y el Dr. Jack Schafer, un agente retirado del FBI, existe una fórmula para tener mejores relaciones de amistad  y dejar de ser antisociales

La fórmula de la amistad , la cual fue presentada por Schafer en el libro The Like Switch es la siguiente:

Amistad = Proximidad + Frecuencia + Duración + Intensidad

Schafer fue asignado al Programa de Análisis de Conducta de Seguridad Nacional del FBI, por lo que es un experto en el comportamiento humano. Los elementos en la fórmula te ayudan a decidir si alguien puede ser tu amigo.

Nuestros cerebros tienen algo a lo que nos referiremos como un escaneo de territorio. Este escaneo envía mensajes a nuestro cerebro mientras procesa la información necesaria para evaluar, entre otras cosas, si un individuo determinado de nuestro rango de observación debe ser ignorado, abordado o evitado por completo.

La próximidad se refiere a la distancia entre tu y otra persona; o sea, qué tan cercanos son desde el espacio hasta el contexto compartido. La proximidad puede construirse estando cerca de alguien mientras permanece en silencio pero a tu lado. Esta acción silenciosa puede hacer que la otra persona se sienta cómoda y no amenazante.

La frecuencia y la duración, se refiere a la cantidad de contactos que tienes con la otra persona y cómo interactúas con ellos, así como el tiempo que pasa con ellos.

La intensidad se refiere a cómo puedes satisfacer las necesidades psicológicas y / o físicas de otra persona mediante el uso de conductas verbales y no verbales. También incluye la interacción durante el tiempo pasado con alguien.

Básicamente, cuanto más tiempo pases con alguien, más te gustará o te caerá mejor. Y cuanto más intensas (profundas) sean esas interacciones, más te querrán.

Usa la fórmula para hacer amigos. Si hay alguien que quiere hacer nuevos amigos, comienza con aumentar tu proximidad. El objetivo es familiarizarse con ellos para que se sientan cómodos contigo. Aumenta lentamente la frecuencia de tiempo que compartes con esa persona, y una vez que lo hagas, extiende la duración del tiempo dedicado.