facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Estamos a nada de poner nuestro arbolito navideño ¿sabes qué significa?

Exposición al humo del cigarro, principal causa de de cáncer de pulmón

¿Por qué es tan malo saltarse las comidas?

Inicio / EN PRIMER PLANO / Problemas del planeta son mucho peores que hace 25 años, aseguran científicos

Problemas del planeta son mucho peores que hace 25 años, aseguran científicos

25 años después de que científicos de todo el mundo lanzaran una “advertencia a la humanidad” sobre los peligros para el medio ambiente, un nuevo llamado publicado dice que casi todos los problemas del planeta son ahora “muchos peores”.

Más de 15.000 científicos de 184 países firmaron la carta, titulada “Advertencia de los científicos del mundo a la humanidad: un segundo aviso”, publicada en la revista BioScience.

La versión inicial, lanzada en 1992 por la Union of Concerned Scientists, contó con el aval de 1.700 expertos.

Desde entonces, recrudecieron casi todas las principales amenazas al medio ambiente, en particular el aumento de la población mundial, que ha sumado 2.000 millones de personas desde 1992, un incremento de 35% , de acuerdo con la actualización del documento.

Entre las otras amenazas clave se cuentan el calentamiento global y las crecientes emisiones de carbono por el uso de combustibles fósiles, así como las prácticas agrícolas insostenibles, la deforestación, la reducción de las fuentes de agua dulce, la pérdida de vida marina y el aumento de las zonas oceánicas muertas.

“La humanidad está recibiendo ahora un segundo aviso, como ilustran estas tendencias alarmantes”, dice la carta.

Extinción masiva

“Estamos poniendo en peligro nuestro futuro al no frenar nuestro intenso consumo material pero geográfica y demográficamente desigual y al no percibir el rápido y continuo crecimiento de la población como un motor primario detrás de muchas amenazas ecológicas e incluso sociales”, agrega el texto.

Los científicos destacan que es “especialmente preocupante” que el mundo continúe en el camino hacia “un cambio climático potencialmente catastrófico debido al aumento de los gases de efecto invernadero por la quema de combustibles fósiles”.

Los animales están sufriendo como resultado de las actividades humanas, y están desapareciendo a un ritmo sin precedentes.

“Hemos desencadenado un evento de extinción masiva, el sexto en aproximadamente 540 millones de años, en el que muchas formas de vida actuales podrían estar aniquiladas o al menos comprometidas de extinción para finales de este siglo”, dijo.

Solo uno de los problemas ha experimentado mejoras considerables en un cuarto de siglo, la reducción del agujero de la capa de ozono, gracias a una fuerte disminución del uso de aerosoles y contaminantes que llevaron a amenazarla con desaparecer.

Esta “rápida disminución global de las sustancias que perjudican la capa de ozono muestra que podemos hacer cambios positivos cuando actuamos de forma decisiva”.

13 soluciones

La carta enumera 13 medidas que deben tomarse, incluida la de hacer más accesibles los métodos anticonceptivos, acompañando una “estimación de un tamaño de población humana sustentable y avalado científicamente a largo plazo, al tiempo que se aúnan esfuerzos de naciones y líderes para apoyar ese objetivo fundamental”.

Otras medidas incluyen la promoción de dietas basadas en vegetales y de la energía renovable, al tiempo que se eliminan los subsidios para combustibles fósiles.

Además, sugieren la necesidad de reducir la desigualdad de las riquezas, así como que “los precios, los impuestos y los sistemas de incentivos deben tener en cuenta los costos reales que los hábitos de consumo imponen a nuestro medio ambiente”.

Por otra parte, debe declararse como reservas naturales protegidas “una significativa proporción del planeta”, y erradicarse el tráfico de especies silvestres y la caza furtiva ilegal.

“Para evitar la miseria generalizada y la pérdida catastrófica de la biodiversidad, la humanidad debe practicar una forma alternativa de hacer las cosas, más sustentable desde el punto de vista ambiental”, sostiene el texto.

“Pronto será demasiado tarde para cambiar el rumbo de nuestra fallida trayectoria, y el tiempo se agota”, advierten.

AFP