martes , diciembre 12 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Una sociedad china promete alcohol para toda la vida

Los peligros de la inteligencia artificial

Expaciente anónimo manda durante 57 años postales de Navidad al hospital que le curó

Inicio / EN PRIMER PLANO / El pequeño robot de toyota capaz de leer emociones

El pequeño robot de toyota capaz de leer emociones

El gigante del motor Toyota lanzó hoy en Japón su robot Kirobo Mini que, con aspecto aniñado y grandes ojos de color naranja, es capaz de leer las emociones de sus usuarios y busca mejorar las relaciones entre máquinas y humanos.

Este robot de pequeñas dimensiones -10 centímetros de altura y 183 gramos de peso- está a la venta desde hoy en parte de Japón al precio de 39.800 yenes (300 euros/354 dólares) , además de una cuota mensual de 350 yenes (2,90 euros/3,40 dólares) por el acceso a una aplicación necesaria para su uso.

Durante el evento de lanzamiento en Tokio, el autómata atendió a todo aquello que se le decía girando la cabeza hacia sus creadores, dio los buenos días al público con un tono de voz marcadamente infantil y respondió a algunas preguntas sencillas, aunque en algunas ocasiones fue necesario que se las formularan varias veces.

Kirobo Mini está diseñado para ser un robot de compañía que propicie la comunicación entre máquinas y humanos , como preparación ante un futuro donde este tipo de relaciones se conviertan en algo habitual no sólo en el ámbito privado sino también en el público.

Entre sus funciones, destaca la capacidad de leer las expresiones faciales -a través de una cámara interna-, comprender las emociones que representan y reaccionar a estas a través de sus palabras y gestos.

También es capaz de comenzar una conversación casual incluso cuando el usuario no se dirige a él, recordar aquello que se le ha dicho con anterioridad y rememorar anécdotas o preferencias de los humanos.

Todas estas habilidades lo convierten en un compañero ideal para los ancianos, niños, aquellos que viven solos, y también, los conductores, una de las principales funciones para las que fue diseñado.

Kirobo Mini puede incorporarse a un asiento de pequeñas dimensiones , que cuesta 5.950 yenes (45 euros/53 dólares) y permite llevarle en coche o de paseo, donde alertará al usuario si el coche lleva poca gasolina o si se ha olvidado de cerrar la puerta de casa.

Este robot es el hermano pequeño de Kirobo, un androide astronauta pasó un año y medio en la Estación Espacial Internacional acompañando al astronauta Koichi Wakata.

Kirobo Mini es la última apuesta de una gran multinacional nipona en el sector de los robots tras los lanzamientos del exitoso Pepper de Softbank -cuyos primeros 1.000 ejemplares comercializados en 2015 se agotaron en apenas diez minutos- o el Robohon de Sharp, el primer móvil robótico del mundo.