facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

La mortífera obsesión de Corea del Norte

Así reacciona nuestro cuerpo ante situaciones extremas

La dieta más efectiva para perder peso

Inicio / Conte-Tips / Cómo evitar que tu perro sea agresivo

Cómo evitar que tu perro sea agresivo

Cuando las personas hablan de un agresivo, lo primero que se viene a la mente es la imagen de un perro de gran tamalo mostrando sus dientes y ladrando, algo que indica que es un ” perro peligroso ” o de “pocos amigos”.

Sin embargo, son los perros de raza pequeña los que por motivos aún desconocidos, tienden a mostrarse menos amigables en muchas ocasiones. No es lo mismo un Pitbull agresivo, el cuál puede incluso terminar con la vida de la persona quien fue atacada, que un Chiguagua agresivo, el cuál sólo podrá darnos algún mordisco en el peor de los casos.

– Educación desde cachorro

A un perro, sea de la raza que sea, se debe educar desde que es cachorro. Los perros no aprenden en una semana ni tan siquiera en dos meses, necesitan una educación constante y evolutiva durante su crecimiento. Incluso cuando ya son adultos (perros de más de dos años de vida) hay que seguir educándolos de forma periódica.

Una de las cosas que el dueño debe ir enseñando conforme vaya creciendo es precisamente que a las personas no se les puede morder. De cachorros querran morderlo todo, es algo completamente normal pues están sacando los dientes de leche o los reales y necesitan morder cosa.

– Socializarlo con el entorno

Un perro debe respetar a los demás animales y humanos solo porque así el dueño lo ordena. Los perros son animales y como tales, simplemente siguen sus instintos. Es responsabilidad de su líder educarlo y socializarlos para que realmente aprendan a respetar su entorno.

Los canes deben socializar desde cachorros. Socializar significa que el perro debe conocer e interactuar su entorno, tanto las cosas físicas cómo parques, jardines, calles, coches, como al resto de animales, perros, gatos, vacas, ovejas, entre otros.

Debe conocer sitios nuevos visitar sitios conocidos, pero sobre todo, debe tener contacto con otros perros (de todas las edades) y aprender a respetarlos. Jugar con ellos, olerlos, incluso dejar que le riñan de vez en cuando para que sepa que otros perros pueden reñirle si hace algo mal.

Socializando correctamente a un perro desde cachorro lograremos que de adulto sea agradable, tranquilo y muy simpático.

– Ser autoritario y tranquilo

Los perros son animales que necesitan tener un líder, en su manada el humano debe asumir ese papel de “macho alfa”, es decir, el perro debe seguirlo y obedecerlo. La persona debe ser autoritario, si el perro no ataca a la orden, se debe llamarlo nuevamente y él debe obedecer. Cuando lo haga se debe felicitar, acariciar y darle un premio (galleta para perros).

Por otro lado, el dueño de ser una personas tranquila, esto es fundamental para educar y convivir con un perro. Si esa persona se encuentra nerviosa, el can detectará ese nerviosismo y en consecuencia el pensará que algo no anda bien y también se pondrá nervioso. Un perro nervioso puede ser asustadizo o agresivo, un perro nervioso puede entrar en pánico y ser impredecible.

– Haz ejercicio con tu perro

Los perros necesitan hacer ejercicio a diario, los cachorros y perros mayores no requieren de ejercicio, pero los perros adultos y sanos sí, así se logra que él pueda quemar su exceso de energía y sea un perro tranquilo.

Además de quemar su exceso energía, perro fortalecerá su vínculo con su dueño. Si el perro no es apto para que haga ejercicio por su edad, raza o estado de salud, salir a pasear y o dejarle que juegue en el parque con otros perritos es la mejor opción para que queme su energía.