martes , diciembre 12 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Una sociedad china promete alcohol para toda la vida

Los peligros de la inteligencia artificial

Expaciente anónimo manda durante 57 años postales de Navidad al hospital que le curó

Inicio / CUERPO Y MENTE / 6 Preguntas que te debes hacer para que tu coqueteo no se convierta en acoso

6 Preguntas que te debes hacer para que tu coqueteo no se convierta en acoso

Con el paso del tiempo, cada vez más mujeres se atreven a levantar la voz si sufren de acoso sexual. En redes sociales circulan docenas de campañas y movimientos sociales que invitan a las chicas a no quedarse calladas y a los hombres a respetar cuando una mujer les dice que no quiere nada con ellos. Es importante saber en qué momento el coqueteo se convierte en acoso. 

Ante este panorama, también hay chicos que aseguran no tener muy clara la diferencia entre coquetear y acosar. Incluso les preocupa que nunca más puedan conseguir pareja, pues creen que no podrán acercarse jamás a una mujer sin ofenderla.

No obstante, la situación no es así de drástica. Las mujeres exigen -o exigimos- respeto, nunca dijimos que los hombres debían mantenerse a 10 metros de distancia. Laura Bates, periodista y fundadora del Proyecto Sexual Cotidiana, explicó en el sitio web The Guardian:

“El feminismo simplemente significa querer que todos sean tratados por igual, independientemente de su género. Es tan simple como eso. Y en ninguna parte de esta definición se difama o se prohíbe el coqueteo. Significa que las mujeres no deberían tener miedo de caminar por la calle. No deben ser tratadas como objetos sexuales deshumanizados. No deberían sentir que los hombres tienen un derecho inherente sobre sus cuerpos en espacios públicos”.

Aunque para muchos hombres la diferencia entre ligar y acosar es muy clara, para otros no lo es tanto. Y contrario a lo que muchos piensan, esto no tiene nada que ver con la edad, como lo demuestra este video de un hombre de la tercera edad fastidiando a una mujer en la calle. Para que no existe más confusión, Bates propone una serie de preguntas que los hombres pueden hacerse cuando se acercan a una chica, para saber si sus ‘avances’ son un simple coqueteo o un verdadero hostigamiento que, además de ser una desagradable experiencia para las mujeres, no les ayudará en nada para conseguir una cita.

1-¿La manera en que me estoy acercando (con palabras, gestos, miradas y/o lenguaje corporal) puede asustar o alarmar a la persona?

2-¿La chica ya me dejó en claro que no está interesada en que me acerque a ella? (No se está haciendo la difícil, está siendo franca y quiere que te alejes).

3-Supongamos que vas en tu auto y ves caminando por la calle a una chica que te parece atractiva. ¿Le gritas algo sin esperar una respuesta o aceptación de su parte? ¿Te da igual lo que ella piense o sienta al respecto?

4-¿Mi ‘avance’ o frase para ligar es en realidad una evaluación no solicitada sobre su apariencia, cuerpo o partes íntimas?

5-¿El contexto de esta situación es inapropiado para un coqueteo? Por ejemplo una entrevista de trabajo, una consulta médica, etc.

6-Si yo observara que un hombre se comporta así con alguna amiga o familiar, ¿pensaría que actúa como un tonto o un patán?

Si respondiste que sí a alguna de estas preguntas, es mejor que des un paso atrás y evalúes tus ‘técnicas de ligue’, pues es claro que las mujeres no las perciben como un coqueteo, si no como un acoso sexual. Y a nadie le gustan los acosadores.