martes , diciembre 12 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Una sociedad china promete alcohol para toda la vida

Los peligros de la inteligencia artificial

Expaciente anónimo manda durante 57 años postales de Navidad al hospital que le curó

Inicio / Conte-Tips / Tips para viajes largos en avión

Tips para viajes largos en avión

Más de 6 horas de viaje en avión elevan el riesgo de trombosis venosa.

  • Los trastornos pueden aparecer durante el viaje, al aterrizar o días después.
  • Los expertos recomiendan estirar las piernas y los pies, mover los tobillos y los dedos.
  • Levantarse cada dos horas y caminar.
  • Tomar agua y no llevar ropa ajustada.

Los viajes transoceánicos que duren más de 6 horas, frecuentes por las vacaciones o trabajo, aumentan el riesgo de sufrir trombosis venosa profunda, conocida como el síndrome de la clase turista internacional, y la probabilidad crece un 20% a medida que se suman dos horas de vuelo.

Lo explica el médico Jorge Baruch Díaz Ramírez, responsable de la Clínica de Atención Preventiva del Viajero de la UNAM, quien recuerda que hay ejercicios que evitan estos trastornos de circulación. La práctica de “ejercicios flexores y extensores con las piernas y los pies o mover los tobillos y los dedos mientras estamos sentados en el avión, así como levantarse cada dos horas y pasear, permiten una correcta circulación de la sangre”, dice el experto.  Las rodillas flexionadas y las piernas inmóviles perjudican la circulación de la sangre.

El riesgo de embolia

La trombosis venosa profunda se produce al coagularse la sangre dentro de la vena, y se facilita al tener las rodillas flexionadas y las piernas inmóviles durante un largo tiempo. Esta posición “perjudica la circulación de la sangre y favorece la formación de coágulos en las venas del sistema profundo venoso de las pantorrillas o los muslos”, comenta Baruch.  Los síntomas suelen ser,  dolor, la hinchazón de las piernas y el enrojecimiento de las mismas. Uno de los grandes riesgos de la trombosis venosa es la embolia de pulmón, que ocurre cuando el coágulo se desprende y se desplaza hacia ese órgano, lo que dificultará la oxigenación de la sangre.

Foto: Google

Los trastornos derivados del síndrome de la clase turista pueden aparecer durante los viajes, al aterrizar o entre la segunda y tercera semana después del vuelo. Flexionadas las piernas, la sangre se remansa en las venas y coagula con mayor facilidad. Además, no aparecen sólo en viajes de avión largos.”Todo aquel trayecto que implique estar durante horas sentados en la misma posición puede suponer un problema para la circulación al tener tanto tiempo las rodillas flexionadas”,  indica el especialista.

Tienen más riesgo de padecerla

  • Personas obesas. Que tomen anticonceptivos orales o estrógenos. Pacientes con antecedentes previos de trombosis, varices, hipertensión,  diabetes, asma, insuficiencia renal crónica, artritis reumatoide, insuficiencia cardíaca, viajeros con VIH o cirugías recientes. Quienes tengan males relacionados con la coagulación o enfermedades oncológicas. Las mujeres embarazadas.

Muévete y previene la trombosis: Los grupos de riesgo deben procurar sentarse en asientos de pasillo.

Foto: Google

¿Qué es la trombosis?

Es la formación de un coágulo en la sangre, en las arterias o venas, ese trombo o coágulo que se forma en el interior del cuerpo, puede bloquear la circulación de la sangre que se distribuye hacia las venas o arterias, que puede provocar una falla en los pulmones, el corazón o el cerebro.

Fuente: Dra. Alejandra  Meaney, Gerente Médico Senior para el Área Terapéutica de Cardiología de la División Pharmaceuticals de Bayer de  México.

Foto: Google

¿Qué medidas deben tomar los viajeros internacionales?

  •  Usar medias de compresión media por debajo de las rodillas durante el viaje.
  •  Usar medias de compresión alta, en el caso de prescripción médica.
  • Tomar un vaso de agua cada seis horas durante un vuelo.
  • Procurar no tomar  bebidas con cafeína o alcohólicas.
  • Evitar periodos de inmovilidad por más de cuatro horas.
  • Practicar 10 minutos de ejercicios para las rodillas, pantorrillas y talones.
  • Acudir a una consulta con el especialista antes de viajar.

Cifras:

Estudios realizados en el Aeropuerto Internacional de la CDMX estiman que son afectados alrededor de 7,364 viajeros anualmente por la trombosis venosa del viajero.

Fuente: Clínica de Atención Preventiva del Viajero de la UNAM, ubicada en la terminal 2 del Aeropuerto Internacional (AICM), CDMX Benito Juárez.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu