facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

La NASA descubre el Kepler-90, el sistema solar más parecido al de la Tierra

Estrategias fundamentales para controlar los nervios

Cambios que experimenta el cuerpo al llegar a los 30

Inicio / CUERPO Y MENTE / Cómo alejarte de las personas que roban tu energía

Cómo alejarte de las personas que roban tu energía

Las personas tóxicas están por todos lados, lo grave es cuando se encuentran dentro de tu círculo de amigos o, incluso, en tu familia, lo qu eno debes perder de vista es que tienes que aprender a decir ¡Basta! ¡Basta! de estar con personas que solo nos absorben la energía! Es perjudicial para nuestra salud y aparte, ¡es agotador! 

Hoy te vamos a contar cómo alejarte de las personas tóxicas que están abusando de tu energía.

Quienes “chupan” tu energía conocidos también como vampiros energéticos se reconocen muy fácilmente. Son personas que requieren de atención continua porque siempre están hablando de si mismos y buscan la compasión de los otros.

El vampiro energético al ingresar a cualquier lugar, torna el ambiente muy pesado e insoportable. Las personas que allí se encuentren se sentirán cansadas a tal punto que desearán alejarse como sea.

¿Qué hacer para que los ladrones de energía no te molesten más?

No es sencillo, pero se puede lograr. Solo debes tener en cuenta ciertas pautas y seguro que tendrás éxito: reconoce el comportamiento y háblale con paciencia. Esto neutralizará cualquier intento de robo de energía.

Muchas veces los vampiros energéticos no lo hacen a propósito y actúan de esa manera porque tienen otros problemas de los que tú no estabas enterado. A veces quienes dicen una cosa y hacen otra pueden tener miedo a perder lo que consiguieron y se terminan transformando en ladrones de energía.

Por eso mismo y aunque te cueste un poco, un buen consejo es observarlos y sacar tus conclusiones de por qué hacen lo que hacen y discutir el problema real con pruebas.

No pierdas la calma al conversar con él o ella y trátalo con amabilidad. Intenta ponerte en sus zapatos y hazle saber que estás allí para ayudarlo y contenerlo.

Nunca lo critiques y trata de ser comprensivo para con él. Quizá necesita una palabra amable y la única persona que se le acercó para preguntarle qué le pasaba fuiste tú. No sirve de nada poner mala cara o tratar a esa persona de manera agresiva, ¡quién sabe cuál es el problema de fondo que lo lleva a actuar así!

En el caso de que la charla no funcione, explica el sitio vix, no te comportes igual que él. Seguir el juego del ojo por ojo no beneficiará a nadie. Tu terminarás por transformarte en un ladrón de energía y la otra persona empeorará. Si notas que no hay nada que hacer, aléjate y deja que haga su vida. Lo intentaste todo así que no te sientas culpable si no lo logras.