domingo , diciembre 17 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Vacaciones en un paraíso escondido en la CDMX

Descubre el nuevo paraíso deportivo en México

Al interior del cuerpo humano

Inicio / Te recomendamos / Un paseo por Querétaro, ruta de la Independencia

Un paseo por Querétaro, ruta de la Independencia

Prepárese para un recorrido turístico por Querétaro que revive los primeros pasos del movimiento libertario de 1810.

 

En los inicios del siglo XIX, un grupo de intelectuales y notables, incluyendo a doña Josefa Ortiz de Domínguez, sostenían reuniones para hablar sobre literatura. Sólo las paredes de la Casa del Corregimiento, sabían que en esos momentos la literatura se encontraba lejos de las mentes de quienes se convertirían en héroes nacionales. El movimiento de Independencia se estaba gestando.

Cuando el secreto fue revelado, el 14 de septiembre, y descubierta la conspiración, la también conocida como La Corregidora, pidió, desde la habitación en la que fue encerrada por su marido, que se diera aviso a los conspiradores. Así inició la Independencia en el estado de Querétaro.

En 1996, el Centro Histórico de Santiago de Querétaro fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, por ser un modelo excepcional de una ciudad virreinal que guarda entre sus tesoros espléndidos edificios, plazas y jardines. El templo de Santa Clara, el de Santa Rosa de Viterbo y el convento de San Agustín son algunos ejemplos que sintetizan los siglos XVII y XVIII.

Este mes que celebramos las Fiestas de Independencia le presentamos algunos lugares que debe recorrer en su visita por Querétaro.

Calle 5 de Mayo

Es una de las calles más agradables de la ciudad. Restaurantes, bares, tiendas, casonas salen al paso para comprar artesanías, vinos y ver las exposiciones de arte, para al final, haga una pausa en alguno de los cafés de Plaza de Armas.

Plaza de Armas

Es considerada una de las plazas más emblemáticas del siglo XVIII en Hispanoamérica. De traza española, entre sus portales y casas de leyendas sobresale la estatua de cantera del marqués de Villa del Villar del Águila, benefactor del acueducto.

Casa del Corregimiento

Primero fungió como Casas Reales y cárceles, después fue un punto determinante para la Independencia de México, donde vivió La Corregidora. Por el ojo de la cerradura de una de sus puertas, el alcalde Pérez recibió de manos de ella el mensaje de alerta para el cura Hidalgo. Hoy es sede del Poder Ejecutivo Estatal.

Plaza de la Corregidora

Al conmemorarse el centenario de la Independencia, Porfirio Díaz ordenó construir, en lo que fue el huerto de San Antonio, un monumento en honor a La Corregidora, que fue inaugurado el 13 de septiembre de 1910.

Teatro de la República

“Por dinero baila el perro y por pan sí se lo dan”. Con esta obra fue inaugurado el 2 de mayo de 1852, el entonces Teatro Iturbide. Este recinto de estilo neoclásico ha sido testigo de varios hechos del país. Aquí se interpretó por primera vez el Himno Nacional (1854), se sentenció a Maximiliano de Habsburgo a la pena capital (1857) y se promulgó la Constitución Política Mexicana (1917).

Casa de don Bartolo

La casa es de una hermosa fachada que combina los rasgos de los siglos XVII y XVIII que perteneció a don Bartolomé de Sardanetta, quien vendió su alma a Satanás a cambio de riquezas y placeres, según cuenta la leyenda. Hoy alberga las oficinas de la Secretaria de Educación Pública.

Catedral de Querétaro

La primera misa en la iglesia de San Felipe Neri, catedral de Querétaro, fue celebrada por el cura Miguel Hidalgo. En su arquitectura se nota la transición del barroco al neoclásico, mezclando el tezontle, que caracteriza a su fachada, con altares y sencillas cúpulas.

La Santa Cruz

Este convento se construyó donde se consumó la conquista de la ciudad. En el altar mayor se exhibe la réplica labrada en piedra de la Santa Cruz que apareció en el cielo el 25 de julio de 1531 (fundación de Querétaro).También se pueden observar los hermosos retablos de cantera rosa que oscilan entre el estilo barroco y el neoclásico.

Santa Clara

El templo de Santa Clara es otra joya de la arquitectura barroca. El convento se construyó en 1607. La primera monja fue la nieta del fundador de la ciudad, don Fernando de Tapia. En la época colonial fue uno de los templos más opulentos de la Nueva España.

Casa de Ecala

Construida en el siglo XVIII, es un ejemplo del barroco tallado en cantera. Toma su nombre de quien ordenó su edificación, don Tomás López de Ecala. Es considerada una de las casonas más bellas de la ciudad. Su fachada de cantera hace juego con sus complejos barandales y talavera.

Museo Mercado Artesanal

Los artesanos indígenas reúnen las muñecas de trapo y bordados que se elaboran en Tolimán y Amealco, las esculturas en cantera de El Marqués, Humilpan y Pedro Escobedo, los ópalos, la orfebrería y cerámica en este espacio.

Acueducto

Símbolo de la ciudad. Su altura máxima es de 28.42 metros y consta de 74 arcos de medio punto.

Templo de Santa Rosa de Viterbo

La parroquia es uno de los tesoros artísticos más representativos de Querétaro. En la fachada aprecie los portales gemelos característicos de los conventos de monjas. En la sacristía una pintura anónima del siglo XVIII, con la leyenda Verdadero retrato de Sor Ana María de San Francisco y Neve.

Museo Casa de la Zacatecana

En este recinto dispóngase a escuchar la tétrica leyenda de la dueña de esa casa: la Zacatecana. Cuentan que la propietaria mandó matar a su marido para luego ejecutar también al asesino que había contratado.

La vieja estación

Con más de 100 años de antigüedad, esta histórica construcción es considerado uno de los más notables ejemplos de la infraestructura ferrocarrilera mexicana. Hoy es un centro de cultura que imparte talleres y expone fotografías de la época gloriosa del ferrocarril.

Pan casero de las madres Clarisas

En el siglo XVII se construyó el convento de las madres Clarisas creadoras de la gastronomía queretana. La historia y el tiempo hicieron que estas monjas cocinaran delicias y que sus recetas sigan intactas. Para deleitarse con el pan casero le espera una pequeña ventana ubicada en la calle de Arteaga, casi esquina con Guerrero. Ahí las religiosas ofrecen en las mañanas y en las noches, el pan dulce que ha significado toda una tradición regional y nacional.

 

(Alejandrina Aguirre)