facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

El mini Tri quedó fuera del mundial de India 2017

Productos de belleza que no debes compartir

Sabes a qué hora y en qué minuto es mejor irse a dormir

Inicio / EN PRIMER PLANO / Los 5 terremotos más devastadores en Latinoamérica

Los 5 terremotos más devastadores en Latinoamérica

El movimiento telúrico de 7.1 grados en la escala de Richter que afectó al Centro de México el pasado 19 de septiembre dejó casi 300 víctimas fatales y cuantiosos daños materiales cuya magnitud no ha sido cuantificada.


Su trascendencia invita a rememorar los remezones más devastadores que ha vivido Latinoamérica, región especialmente expuesta a este tipo de fenómenos por su ubicación cercana a placas tectónicas en movimiento.
A continuación cinco ejemplos:
1.- Haití, 12 de enero de 2010: 316,000 muertos
Con una magnitud 7 y el epicentro localizado a solo 15 kilómetros de la capital, Puerto Príncipe, el desastre dejó más de 1.5 millones de personas sin hogar, según dio a conocer el gobierno un año después.
Miles de edificios se hundieron, incluidos el Palacio de Gobierno o la sede de Naciones Unidas. La falta de recursos, la precariedad de las construcciones, las aglomeraciones urbanas y la debilidad del Estado contribuyeron a hacer de esta una de las catástrofes humanas más graves de la historia.
2.- Perú, 31 de mayo de 1970: más de 66,000 muertos
El temblor, de 45 segundos y magnitud 7.8, destruyó la ciudad de Huaraz (que perdió la mitad de su población) en los Andes y provocó un desprendimiento de tierra que enterró y borró del mapa la ciudad de Yungay, en el departamento de Áncash.
Turistas visitan hoy los pocos restos que dejó la avalancha de piedras y lodo de aquella ciudad, en el norte de la cual se creó un municipio llamado Nueva Yungay, en honor del original.
3.- Chile, 25 de enero de 1939: más de 24,000 muertos
El terremoto de la ciudad de Chillán de 1939, de magnitud 7.8, ostenta el récord de víctimas mortales en la historia de los numerosos sismos de Chile.
Debido a la hora en la que se produjo (11:32 de la noche), la mayoría de habitantes de Chillán no tuvo tiempo de salir a las calles. Quienes no murieron por causa directa del desastre, sufrieron las consecuencias de enfermedades y la falta de agua, higiene y alimentos.
Casi la mitad de los edificios de Chillán quedaron destruidos en este terremoto, lo que generó una gran campaña de ayuda humanitaria en el país a las personas damnificadas.
4.- Guatemala, 4 de febrero de 1976: 23,000 muertos
Guatemala se despertó en la madrugada del 4 de febrero de 1976 por un sismo de magnitud 7.5 en la escala de Pitcher.
Ya afectado por la pobreza y el conflicto armado interno, el país vio cómo 250.000 casas fueron destruidas y más de un millón de personas se quedó sin hogar.
Desaparecieron ciudades asentadas sobre la falla activada como Chimaltenango o Guastatoya. Se cavaron grandes fosas comunes en cientos de puntos del país para inhumar los miles de cadáveres que permanecían a la intemperie.
5. Nicaragua, 23 de diciembre de 1972: más de 10,000 muertos
El terremoto de magnitud 6.2 destruyó el corazón Managua, capital del país centroamericano.
La cifra oficial de muertos no coincide para muchos con la realidad. La inexactitud en el balance se debe a que hubo cadáveres bajo los escombros que no pudieron ser rescatados y a la cantidad de personas desaparecidas que nunca pudo ser determinada.
Casi la totalidad de las viviendas se derrumbaron en el centro de la ciudad, que permaneció prácticamente en ruinas durante veinte años hasta que muchos edificios destruidos fueron retirados en la década de los 90. Aún hoy se pueden ver restos de aquel desastre.

(Por Pedro C. Baca)