jueves , septiembre 21 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Más fuerte que el acero, así será el preservativo del futuro

Tu rostro delata qué tan infiel eres

Conoce los beneficios de la guayaba

Inicio / EN PRIMER PLANO / Conoce a las mujeres más crueles de la historia

Conoce a las mujeres más crueles de la historia

Estadísticamente, es mayor el número de asesinatos en serie perpetrados por hombres. Pero a lo largo de la historia existieron varias mujeres capaces de torturar y asesinar. Antonina Makárova es una de ellas, una enfermera rusa que, al verse cercada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, no dudó en aceptar un trabajo como verdugo y ejecutar a 1,500 de sus compatriotas a cambio de 30 marcos alemanes por cabeza.

Otra rusa con sed de sangre fue Daria Saltykova, una aristócrata nacida en 1730 y famosa por haber torturado y matado a 75 de sus sirvientes, en su mayoría mujeres jóvenes a las que azotaba, bañaba en agua hirviendo o les quemaba el pelo antes de lanzarlas completamente desnudas al frío de su país.

Irma Grese, o “El ángel de la muerte”, como era conocida entre las prisioneras de los campos de concentración de Auschwitz, Bergen-Belsen y Ravensbrück, durante la Segunda Guerra Mundial, asesinó a latigazos a centenares de personas, torturó a niños y cometió abusos sexuales, entre otras aberraciones.

Belle Gunness es la asesina en serie más conocida de la historia de EU Se cree que mató a sus 5 hijos biológicos, a su hija adoptiva y a sus 2 maridos por el dinero de sus seguros de vida. Además, se cuenta que publicó un anuncio para encontrar un nuevo marido, pero que nunca se volvió a saber de los pretendientes que se prestaron a sus entrevistas.

María Tudor se convirtió en reina de Inglaterra en 1553 y pasó a la historia por su cruel personalidad. Ejecutó en la hoguera a más de 300 católicos durante su breve reinado de 4 años. Es recordada por haber vuelto a someter a Inglaterra a la autoridad del papa bajo métodos que le valieron su famoso sobrenombre: “María la sanguinaria”, o “Bloody Mary” en inglés, un apodo que siglos más tarde inspiraría un reconocido cóctel.