jueves , noviembre 23 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Las primeras cualidades que se notan en una entrevista

¿Cómo identificar un amigo verdadero?

Acelera tu metabolismo con estos tips

Inicio / Conte-Tips / ¿Tienen realmente mejor sabor los vinos caros?

¿Tienen realmente mejor sabor los vinos caros?

Si te dieran a probar un vino y te dijeran que es caro, ¿su sabor te agradaría? ¿Pasaría lo contrario si te sirvieran una copa de uno anunciado como barato? ¿Y si luego descubrieras que en ambos casos se trataba de la misma bebida?

Eso fue justo lo que quiso probar un reciente estudio dado a conocer por la revista científica Scientific Reports. Su objetivo era demostrar si el placer que se siente al beber una copa podría tener más que ver con el precio del vino que con su calidad.

El estudio trabajó con 30 participantes cuyo promedio de edad era de 30 años. Tenían un escáner cerebral que monitoreaba sus reacciones al beber vino.

Se les dieron a probar tres copas de vino y les dijeron que uno era caro, otro de precio moderado, y uno más barato.

Los participantes del estudio reportaron que el vino ‘más caro’ sabía mejor que uno aparentemente más barato… pero en realidad los vinos eran idénticos.

¿A qué se debe?

Bernd Weber, director del Centro de Economía y Neurociencia de la Universidad de Bonn (Alemania), y autor del estudio, explica: “El sistema de recompensa y motivación se activa de forma más significativa con los precios más caros y, aparentemente, aumenta la experiencia del sabor de este modo”, en un comunicado retomado por HealthDay.

Y agregó: “Pero hasta ahora no ha estado claro el modo en que la información sobre el precio en última instancia provoca que el cerebro perciba que el vino caro también sabe mejor”.

A decir de HealthDay, la investigación previa ha mostrado que las expectativas más altas de las personas sobre la comida cara afecta al modo en que el cerebro procesa el sabor.

Esto se conoce como el ‘efecto placebo del mercadeo’, en alusión a los beneficios que las personas sienten a menudo cuando se les da un ‘placebo’ (medicamento falso).

“Ahora, la pregunta emocionante es si es posible entrenar al sistema de recompensa para que sea menos receptivo a estos efectos placebo del mercadeo”, sugirió Weber.

¿Qué te parece? ¿Te imaginabas que la percepción hacia los vinos caros o baratos podrían tener este efecto? Envíanos tus comentarios.