facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

El mini Tri quedó fuera del mundial de India 2017

Productos de belleza que no debes compartir

Sabes a qué hora y en qué minuto es mejor irse a dormir

Inicio / EN PRIMER PLANO / Especialistas advierten los peligros de los robots sexuales con IA

Especialistas advierten los peligros de los robots sexuales con IA

 

La inteligencia artificial permite que máquinas realicen actividades antes reservadas solo a humanos y, la industria de los robots sexuales está creciendo día a día siendo extremadamente realista.

Los robots sexuales prometen ser ideales para quienes buscan intimidad y placer sin recurrir a extraños, pero expertos advierten que estos androides dedicados a actividades para adultos pueden convertirse en un verdadero peligro del que deberías estar preocupado.

Robots sexuales: cuando el placer viene acompañado de graves riesgos

Los avances tecnológicos no solo vienen en forma de súper computadoras o móviles ultra tech, sino que gracias a la inteligencia artificial los robots van ganando funciones antes impensadas incluyendo algunas demasiado íntimas.

La robofilia, nombre que se le da al sexo con robots es hoy una realidad y, los expertos están preocupados de esta tendencia ya que la consideran peligrosa para nuestro bienestar psicológico y físico.

Diferentes robots sexuales, especialmente los dirigidos a varones, están creados para el placer de sus dueños sin el problema de tener que tomar en cuenta los deseos de una pareja por lo que nunca dirán que no.

A Noel Sharkey, experto en robótica e inteligencia artificial de la universidad de Sheffield en Inglaterra, le preocupa robots sexuales pueden replicar con bastante exactitud a una compañera sexual humana pero sin la necesidad de obtener consentimiento antes de embarcarse en actos sexuales.

Las muñecas sexuales robóticas pueden ser configuradas al antojo del cliente en aspectos como su apariencia física o su comportamiento ante los avances del usuario y, no son pocos los que buscan que estas androides se vean como señoritas de dudosa mayoría de edad, permitiendo que quienes fantasean con sexo con menores puedan desencadenar sus deseos.

Roxxxy Gold, una de las muñecas sexuales ofrece un modo «frígido» en la que el dueño puede forzarla a tener relaciones sexuales, muchos creerían que personas pervertidas pueden sacarse las ganas de actos depravados en máquinas, pero para expertos es un estímulo para replicarlos en la vida real.

Patrick Lin un filósofo especializado en ética robótica cree que el permitir que fantasías tan violentas como ilegales se puedan hacer realidad con un robot sexual podría legitimarlas y permitir que aquellas personas con este tipo de deseos se sientan más confiados para abusar de mujeres reales.

Los expertos en robótica, inteligencia artificial y comportamiento humano, creen que es necesario crear reglas para estos que estos juguetes sexuales inteligentes sean un complemento sano para la vida sexual de las personas y no se transformen en herramientas para promover la violencia sexual en nuestra sociedad.