facebook@ twitter@ instagram@ youtube@
Inicio / CUERPO Y MENTE / ¡Cuidado! Hábitos que arruinan tu sistema inmunológico

¡Cuidado! Hábitos que arruinan tu sistema inmunológico

¿Sientes que te enfermas con más frecuencia que antes? Quizá algunos de tus hábitos podrían dejarte vulnerable ante bacterias, gérmenes y virus. Por eso hoy queremos contarte acerca de acciones que deberías de evitar:

No duermes lo suficiente

Mientras duermes, tu cuerpo aumenta tu sistema inmunológico el cual aprende las mejores maneras de atacar nuevas bacterias, virus y otros factores desencadenantes. Sin embargo, si no duermes lo suficiente, tu cuerpo no tiene la oportunidad de combatir enfermedades tan eficazmente, según un estudio publicado en la revista europea de fisiología Pflugers Archiv. Sólo seis días de sueño restringido podría evitar que tu cuerpo utilice una vacuna eficazmente.

Estás sentado todo el día

La falta de ejercicio podría hacerte enfermar por más tiempo. Un estudio demostró que las infecciones de las vías respiratorias superiores duraron 42% más en los voluntarios que estaban sentados en el trabajo toda la semana. Los participantes sedentarios también presentaron síntomas más graves.

Te sientes solo

La soledad pone a tu cuerpo en modo de duelo, de acuerdo con la investigación en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias. El estudio de cinco años encontró que cuando la gente se sentía sola, la hormona norepinefrina era más alta. Durante las crisis, la norepinefrina aumenta la producción de glóbulos blancos que combaten las heridas. Pero en el proceso, cierra la lucha contra los virus del sistema inmunológico, dejándolo vulnerable a la enfermedad. Si te sientes mal, no te vayas al sofá, pídele a un amigo que vayan por un café. No te pierdas estas pequeñas maneras de volver a conectar cuando te sientes solo.

Siempre estás estresado

El estrés de un evento específico tiene resultados mixtos para tu sistema inmunológico: pone las defensas de tu cuerpo antes de infecciones o heridas, pero también podría causar inflamación, mientras que el estrés crónico podría causar estragos en la inmunidad. Por ejemplo, las personas que pasan por experiencias estresantes a largo plazo corren mayor riesgo de desarrollar un resfriado que aquellas sin estrés continuo.

Bebes mucho

El alcohol suprime el sistema inmunológico. La bebida crónica hace que tus glóbulos blancos sean menos eficaces para atacar las bacterias dañinas y hace que tu cuerpo sea menos capaz de producir las células que identifican y matan las bacterias y los virus.

Tienes sobrepeso

Un peso saludable no sólo te hará sentirte en forma, sino que también te protegerá de la enfermedad. La obesidad es un tipo de desnutrición en exceso, y puede alterar el número de glóbulos blancos en tu cuerpo. La grasa del vientre y la grasa alrededor de tus órganos afectan tu sistema inmunitario más que la grasa total del cuerpo.

Te puede interesar

Mínima Intervención: Odontología preventiva que mejora tu salud bucal

Jueves negro en Barcelona, se reportan muertos y heridos tras atentado terrorista

¿Sabes qué es la Tocofobia?