facebook@ twitter@ instagram@ youtube@
Inicio / Científicos mexicanos: cazadores de virus y bacterias 2

Científicos mexicanos: cazadores de virus y bacterias 2

Estos científicos, mexicanos y de otras latitudes pero que trabajan juntos en nuestro país, están en la zona de combate donde se dirime una diaria, a veces cruenta batalla contra enemigos invisibles que son capaces de crear pandemias en cuestión de horas. Otras veces, por el contrario, nuestros especialistas buscan la manera en que los microorganismos ayuden a producir sustancias benéficas como vacunas y antibióticos.

Laura Alicia Palomares Aguilera: aprovecharse de los virus

Por sus aportaciones en el desarrollo de procesos para la producción de vacunas recombinantes, en 2014, el gobierno de Canadá otorgó a la investigadora del Instituto de Biotecnología (IBt) de la UNAM el Premio Interciencia 2014.

Para esta científica michoacana, de 48 años de edad, es difícil saber cuándo nació su pasión por la ciencia, porque siempre le interesó comprender el funcionamiento de las cosas. Desde la niñez se convirtió en una admiradora declarada de la científica María Skłodowska Curie y el clóset de su habitación, así como el techo de la casa se convirtieron en sus primeros laboratorios con un juego de química.

A los 18 años dejó sus sueños de estudiar biología marina por la preocupación de sus padres de cambiar de residencia y estudió ingeniería bioquímica en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), en Querétaro.

En 1999 obtuvo su doctorado en Ciencias en la UNAM distinguida con la medalla Alfonso Caso al Mérito Universitario (UNAM) y el premio Weizmann-Khan 2001 a la mejor tesis doctoral en investigación tecnológica por su propuesta de virotecnología, esto es, tecnología basada en virus en donde aprovecha las capacidades de los virus para beneficiar al ser humano. El hechizo por los virus la seduce pero lo que la fascina es la importancia médica y veterinaria que pueden llegar a tener en el desarrollo de nuevas vacunas.

Ya enfocada en la biotecnología obtuvo el Premio Canifarma Veterinaria, en 2009, por el desarrollo de una vacuna recombinante contra el rotavirus bovino e investigó la primera vacuna recombinante para la prevención de la gripe estacional, que la hizo acreedora al Premio a la Innovación de Productos Nuevos en 2014, en Estados Unidos.

Otras líneas de investigación que trabaja son la ingeniería celular para entender el comportamiento de una célula, también incursiona en la nanobiotecnología para aprovechar las características de los virus –de dimensiones nanométricas–, para construir productos en beneficio de la salud.

“Estoy convencida que poco a poco haremos que la biotecnología sea sólida, crezca y pueda dar trabajo a los jóvenes. Hoy ha llegado a destacar en el desarrollo de medicamentos recombinantes de manufactura mexicana”, explica.

Los retos en el futuro serán crear una nueva vacuna contra la tuberculosis, el virus del Zika y el VIH. “Mi profesión es fascinante por la posibilidad de descubrir algo nuevo que no conocíamos y, aplicar cualquier idea loca en el laboratorio”, presume la doctora Palomares.

 

José Ramos Castañeda: tras la vacuna del dengue

“Es divertido trabajar en el laboratorio, es como jugar futbol los sábados y los domingos”, dice el virólogo José Ramos Castañeda, del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP). Originario de la Ciudad de México, de 55 años de edad, con posdoctorado en el Albert Einstein College of Medicine, Nueva York y la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan-Ann Arbor, puede blasonar de ser uno de los miembros del Scientific Advisory Board on Dengue Vaccine Sanofi Pasteur, que evaluó la evidencia científica para autorizar el registro de la primera vacuna contra el dengue recombinante, avalada por la OMS.

Su amor por la ciencia, recuerda Ramos Castañeda, surgió con la lectura de la biografía del bacteriólogo Louis Pasteur y la influencia de su padre que lo condujo a cursar la carrera de Químico Farmacéutico Biólogo en la UNAM, sin embargo, la biología celular se le atravesó en su destino hacia los virus.

Si bien su intención no era cazarlos, su fascinación por ellos creció en el laboratorio al acercarse a estos seres fascinantes que “transitan el árbol de la vida sin reglas, llevan información de un lado a otro, migran de un lado a otro, viven en los lugares más remotos, permanecen latentes hasta evolucionar en una patología. Un solo brote puede dar la vuelta al globo en cuestión de horas”. El virólogo mexicano es también un asiduo lector del científico estadounidense, Carl Sagan y lo ve como inspiración.

Investigador del dengue desde 1995, señala que el virus es transmitido por picadura del mosquito Aedes aegypti, que viaja a través del torrente sanguíneo para comenzar la replicación por el cuerpo.

¿Qué tanto afecta este virus? El serotipo 1 es el más frecuente en el país, provoca dolor de huesos, de cabeza, de ojos, náuseas, y fiebres y en casos graves puede ocasionar la muerte. Datos de la OMS señalan que afecta a cerca de 400 millones de personas en el mundo. En 2015, se presentaron 27,178 casos en México y de ellos 42 defunciones, de acuerdo a cifras de la Secretaría de Salud.

Para el especialista, una de las causas principales por las cuales no se ha podido combatir el dengue es porque se desconoce dónde atacar al mosquito transmisor. “No se trata sólo de un problema de patología, tampoco de acción comunitaria, ni de invertir en educación o fumigación. Lo más importante para romper la cadena de transmisión es conocer dónde se está infectando la gente”. Hasta ahora, dice, no existe un tratamiento y los programas de prevención no han podido controlar la enfermedad, pareciera que la única forma de hacerlo es con la vacuna.

¿Cómo se avizora el futuro del dengue? La coexistencia entre el ser humano y el Aedes aegypti seguirá por muchos años favorecida por la migración de personas y el calentamiento global, sin embargo, con estas investigaciones el virus se mantiene a raya.

Te puede interesar

¡Qué miedo! Espectro arrastra a un hombre en pasillo de hotel

Perros azules sorprenden a la India

¿Qué pasa si hay una guerra entre EU y Corea del Norte?