domingo , diciembre 17 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

La NASA descubre el Kepler-90, el sistema solar más parecido al de la Tierra

Estrategias fundamentales para controlar los nervios

Cambios que experimenta el cuerpo al llegar a los 30

Inicio / EN PRIMER PLANO / Otra más de Tesla: Amor por las palomas

Otra más de Tesla: Amor por las palomas

El pionero investigador serbio Nikola Tesla ha hecho grandes avances científicos para la humanidad. Y como muchos otros genios, su vida no ha pasado desapercibida.

A pesar de que murió en la pobreza y sin ser reconocido por todos su logros (incluso varios se llevaron el crédito por sus logros), su curiosa vida ha logrado atraer la atención de muchos.

Muy pocas horas de sueño, una adicción al café y algunos hábitos saludables han caracterizado su rutina. Pero hay una historia particular, más concretamente una relación que ha logrado llamado más la atención.

Se trata del peculiar fetiche de Tesla y su gran interés y amor por las palomas.

Una relación inusual

Tesla vivió en celibato la mayoría de su vida adulta, incluso sostenía que los grandes inventos no habían sido realizado por hombres casados.

Para él, el sexo era un obstáculo para su trabajo científico, pero sí demostró haber sentido amor por alguien muy poco convencional. Y es que Tesla tenía un amor especial por las palomas.

Incluso fue mucho más lejos que ir a alimentarlas al parque, el inventor solía rescatar a las palomas enfermas y las llevaba a su habitación de hotel (donde vivió por mucho tiempo).

Y además de querer salvar a estas criaturas, fue capaz de desarrollar una relación de amor con una paloma en especial que parece que le robó el corazón al científico.

Muy poco se sabe de esta particular relación pero el mismo Tesla escribió que amaba a esa paloma como un hombre ama a su mujer y que ella sentía lo mismo. Para él, esa relación le daba sentido a su vida.

No se sabe durante cuánto tiempo o qué especie de relación tuvieron pero se dice que la paloma lo visitaba a diario y que tenían un vínculo muy especial.

Cuando la paloma murió, Tesla sintió un vació y al poco tiempo él también murió en su habitación de hotel.

¿Conocías esta historia de Tesla? Aquí te tenemos otras anécdotas.