viernes , noviembre 24 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Los rusos quieren usar robots para pilotear sus aviones de combate

Las luces LED aumentan la contaminación lumínica en el mundo

El llanto de un bebé varía según su nacionalidad

Inicio / EN PRIMER PLANO / Sergio Sarmiento: “los mexicanos necesitamos aprender a escuchar”

Sergio Sarmiento: “los mexicanos necesitamos aprender a escuchar”

Con 46 años de trayectoria profesional, el periodista Sergio Sarmiento pondera el diálogo como vía para conocer el punto de vista del otro, congeniar y disentir en un espacio respetuoso en el que pueden y deben escucharse todas las voces.

Esa idea ha guiado a “La entrevista con Sarmiento”, su programa de televisión que recién cumplió 20 años al aire.

En retrospectiva, el comunicador describe su experiencia como “un ejercicio periodístico plural que ha demostrado que se puede tener un foro televisivo para discutir y reflexionar con base en principios como la libertad y la tolerancia”.

Como parte del festejo por tan significativo aniversario, Sarmiento recibió a Contenido para conversar sobre la importancia del diálogo para encontrar soluciones a los graves problemas del país:

Contenido: Nuestras dificultades para construir un proyecto viable de país que recoja el punto de vista de sacan a relucir lo mucho que nos cuesta ya no digamos conciliar, sino entablar un verdadero diálogo ¿Por qué es así?

SS: Alguna vez me decía un política mexicana que los políticos mexicanos no han aprendido a discutir sin descalificarse, y en realidad hemos tenido muy pocos políticos dispuestos al diálogo con respeto hacia aquellos que piensan diferente.

Lo más desagradable es que ahora vemos una ”mexicanización” de la política en todo el mundo. Me explico, cuando escucho el tipo de descalificaciones que hace Donald Trump de sus rivales políticos, no me parecen muy diferentes a las que líderes mexicanos lanzan contra sus adversarios.

En España, me tocó ver a una gran generación de políticos de aquel país como Felipe González, Manuel Fraga, Adolfo Suárez, por citar ejemplos. Recuerdo que tenían diferencias entre sí y nos las ocultaban, pero sabían dialogar y lo hacían constantemente. Ahora, hay políticos como Pablo Iglesias que descalifican a todos y a todo.

Esa actitud es cada vez más frecuente en todo el mundo. Creo que es una consecuencia de la penetración de las redes sociales y la presión para llamar la atención dentro de ellas. A veces parece que ahí solamente aquellos que descalifican e insultan a los demás tienen realmente un público.

C: ¿Qué le hace más falta a los mexicanos, incluida su clase política, cuestionar más o escuchar con disposición lo que el otro tiene que decir?

Nos falta aprender a escuchar. Se trata de un problema serio de toda la sociedad mexicana y en especial sus políticos. En este país todos quieren tener la razón, todos aseguran saber la verdad y rechazan la mínima posibilidad de estar equivocados.

Cada quien puede tener sus ideas y, sin embargo, escuchar al de enfrente. Eso es lo que yo trato de reflejar en La Entrevista. Sin embargo, hay quien me dice que no soy buen entrevistador porque, desde su percepción, mis preguntas ni atacan, ni insultan.

Yo siempre he dicho, cuando estoy entrevistando lo que quiero es escuchar sus puntos de vista. Los míos ya los conozco.

En un diálogo no se trata de escucharse a si mismo, pero en México, ocurre lo contrario, tanto entre políticos, como entre el común de la gente. A lo largo de 20 años mi programa ha tratado de romper ese paradigma.

C: ¿Cuáles son las bases para que se dé un diálogo entre quienes piensan radicalmente distinto?

La tolerancia y el respeto a los puntos de vista diferentes, así como a la libertad que tiene el otro para expresarlos.

Me sorprende la gente que dice “soy muy tolerante pero no con quien tiene tales o cuales ideas”, cuando la tolerancia más valiosa es la que se tiene con quien se está en desacuerdo.

C: Después de realizar unas 2,800 entrevistas a personalidades de distintos ámbitos, con la filosofía de permitirles expresarse libremente ¿Se ha arrepentido de alguna conversación?

De ninguna me arrepiento, pero sí he tenido mejores y peores entrevistas. Unas me han dejado muy satisfecho por su profundidad, otras con una sonrisa, y me ha tocado entrevistar a varios políticos que hablaron mucho durante 15 minutos sin expresar una sola idea.

(Por Pedro C. Baca)