facebook@ twitter@ instagram@ youtube@
Inicio / Actualidad / Ser o no ser: ¿startup o empleado? Así se vivió Campus Party en Guadalajara

Ser o no ser: ¿startup o empleado? Así se vivió Campus Party en Guadalajara

Según el presidente de la Campus Party México, celebrada en Guadalajara, es una farsa el ecosistema emprendedor: tiene más gente viviendo de sí mismo que de verdaderos emprendedores exitosos.

 

Por Víctor Olivares

@victorleaks

 

Raúl Martín Porcel critica la moda de “ser emprendedor”, que se ha convertido en una industria que a su juicio genera todo, menos verdaderos emprendedores. Dicho por quien encabezó la Campus Party 2017, que se celebró en la Expo Guadalajara y que busca traer a la industria del sector tecnológico mundial para que ésta invierta en los jóvenes mexicanos, los capacite y los vincule a sus áreas productivas, es toda una declaración.

Desde su perspectiva los que generan beneficios económicos “son ciertos sectores, no las startups”, y hay que tener claro que “México no es Silicon Valley”, señala Porcel con un dejo de desconfianza hacia esta moda que ha invadido congresos y salas de exposiciones en los últimos años en el país y en el mundo.

Convencido de que se ha creado una burbuja alrededor de lo que él llama el “ecosistema emprendedor”, advierte que existe una tendencia a crear incubadoras, speakers y start ups de emprendedurismo, y el negocio del emprendimiento es todo lo que hay alrededor de sí mismo, menos ser emprendedor.

 

Se vale ser empleado

Si bien aclara que no hay que dejar de seguir empujando a quienes deseen ser dueños de sus propias empresas, considera que es necesario también guiar a la gente a ocupar los puestos de trabajo vacantes en grandes compañías tecnológicas que pueden significar bienestar y desarrollo profesional para miles de personas.

“Tenemos que incentivar también a que la gente trabaje para los grandes desarrolladores de tecnología, porque hemos empezado a generar una cultura en la que si no eres emprendedor eres tonto y si fracasas, no pasa nada”, dice Raúl Martín Porcel.

Para uno de los “campuseros” más longevos en la historia del magno evento de tecnología, desarrollo e innovación, la clave está en desarrollar el talento, trabajar en lo que amas y hacerte muy bueno en ello.

“Se debe encontrar un lugar donde seas feliz trabajando para una empresa de cualquier tamaño donde te dejen innovar y desarrollar ideas y aplicarlas. Existen muchas formas de participar en una empresa sin que sea tuya”.

Porcel considera clave en el desarrollo de México comenzar a inyectar talento a sectores como el turismo, la agricultura y de esta manera comenzar a ganar productividad. El especialista desliza una declaración que a algunos podrá parecer polémica: “Estas actividades, apoyadas por una tecnología eficiente harán que la economía se eleve, pero alguien que hace una app para darle trabajo a 10 personas en la Ciudad de México no cambia la economía, sino todo lo contrario,  destruye más puestos de trabajo de los que crea”.

Es necesario inculcar la excelencia en los jóvenes interesados en el desarrollo tecnológico. “Que sean capaces de incorporarse a la economía real y hagan lo que aman, que en el fondo, es lo que hay detrás de un verdadero emprendedor”, añade Porcel.

 

Cultivar el talento mexicano

México tiene un importante rezago tecnológico respecto de países como China y Estados Unidos, donde existen clusters de tecnología que captan el talento de jóvenes de sus países y de otras naciones, lo que les permite explotar de manera eficiente y productiva a esta fuerza de trabajo de alto valor.

Por ello el presidente de la Campus Party en México sabe que debe generarse una ruta clara para evitar la fuga de talentos. “Debemos cultivar valor y vincularlo a la realidad, introducir la innovación y fortalecer al empresario mexicano contra los empresarios de otros países. Buscamos una estrategia a largo plazo y generar la comunidad de talento mexicana, que encuentren oportunidades en el país”.

Si bien acota que no se trata de copiar lo que es Sillicon Valley, ya que en el país no existen los fondos de inversión ni los capitales de riesgo que existen en el cluster californiano, confía en que en México existe una gran oportunidad que tiene ya sus bases de desarrollo en Jalisco.

Al pretender posicionarse como la “capital de la innovación”, Jalisco busca atraer empresas y nutrirlas del talento local y externo. El veto migratorio de Estados Unidos hacia diversos ciudadanos del mundo vuelve a este proyecto aún más interesante, ya que existe  la oportunidad de que Jalisco sea un lugar que sí pueda tener a las grandes mentes del mundo, y complementarlo con toda la producción de talento mexicano y ser el polo de captación de talento de Latinoamérica.

Te puede interesar

¡Cuidado! 9 alimentos que dañan el esmalte de tus dientes

Cosas cuyo ingrediente principal te dejará asombrado

¿Pueden nuestras mascotas comernos al morir?