jueves , septiembre 21 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Sector Salud ayuda por sismo

Declaratoria de emergencia, Ricardo Monreal

Fundación Carlos Slim y Telmex aportarán 5 pesos por cada peso donado a víctimas del terremoto

Inicio / Actualidad / La historia del primer bebé sin género que abre el debate sobre la identidad

La historia del primer bebé sin género que abre el debate sobre la identidad

La asignación de género es algo que ha acompañado a los seres humanos desde hace mucho tiempo, incluso ha sido nuestra raza la encargada de clasificar de esta forma también el reino animal, separándolos en hembras y machos. Pero la historia de Searyl Atili quizá cambie la forma en que ves el mundo.

El es un recién nacido canadiense y el primero en el mundo sin una designación oficial de género. Su madre, Kory Doty, es una persona transgénero que está luchando para que los certificados de nacimiento de su hijo no incluya esta designación

“Estoy criando a Searyl de tal manera que, hasta que tenga sentido de sí mismo y dominio del vocabulario para decirme quién es, lo estoy reconociendo como un bebé y tratando de darle todo el amor y apoyo para ser él mismo”, asegura su madre.

Doty busca que se entienda el género como un espectro y que no solo se piense en niña y niño con todo lo que conllevan esas designaciones. Incluso se pone de ejemplo y recuerda lo que vivió durante su infancia y adolescencia y las dificultades en su vida cuando quiso cambiar legalmente su género.

“Cuando nací, los médicos miraron mis genitales e hicieron suposiciones acerca de quién sería, y esas asignaciones me siguieron y marcaron mi identidad durante toda mi vida”, dice Doty que además asegura que “esas suposiciones eran incorrectas y terminé teniendo que hacer muchos ajustes desde entonces”.

Dado que las autoridades se han negado a emitir el certificado de nacimiento del bebé sin designación de género, Doty presentó una revisión judicial del caso. Sus esfuerzos, explica en entrevista para diversos medios internacionales, son para asegurar que su hijo tenga todas las oportunidades en su vida para expresar libremente su identidad.

Sin duda, las palabras “niño” o “niña” traen consigo un montón de implicaciones que pueden condicionar de cierta manera nuestra identidad. ¿Pero qué tan negativo es eso? ¿Qué implicancias tiene en la construcción de la verdadera identidad de un individuo?

Estas son interrogantes que no solían plantearse ni concebirse años atrás, pero hoy en día cada vez más personas se niegan a ser clasificadas en categorías femeninos o masculinas, porque no se identifican totalmente con ellas o porque están en una transición de género.

Las personas como Kory Doty buscan que tanto ellos como sus hijos puedan crecer libremente, sin etiquetas condicionantes y sin identidades impuestas. Pero, ¿tú qué opinas?