facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

El mini Tri quedó fuera del mundial de India 2017

Productos de belleza que no debes compartir

Sabes a qué hora y en qué minuto es mejor irse a dormir

Inicio / EN PRIMER PLANO / Cátsup: de medicina a condimento

Cátsup: de medicina a condimento

Esto seguro no lo sabes: uno de los condimentos más utilizados en el mundo, la salsa cátsup (o ketchup), fue vendida originalmente como medicina. Esto ocurrió en la década de 1830 en Estados Unidos, en un tiempo en que los vendedores ambulantes ofrecían todo tipo de mezclas que aparentemente tenían propiedades curativas milagrosas. Entonces, ¿qué era exactamente lo que hacía parecer que el ketchup fuera beneficioso para la salud?

Precursores de la medicina moderna

Hoy todos sabemos que comer el alimento adecuado puede tener beneficios significativos para la salud. Tampoco es un secreto que los tomates tienen un montón de vitaminas, minerales y antioxidantes que nos pueden ayudar a volvernos más sanos. Sin embargo, muchos de estos beneficios, que hoy conocemos, no siempre han sido de común conocimiento.

A pesar de que los tomates —y, por ende, el ketchup, debido a su alto contenido de tomates— son saludables, los vendedores ambulantes que originalmente vendieron la cátsup como una medicina en la primera mitad del siglo XIX no lo hicieron por razones de salud. Lo hicieron para impulsar las ventas.

Un truco de marketing

Dado que esta salsa de tomate en 1830 no era un artículo común como lo es hoy y las ventas eran bajas, un fabricante emprendedor y muy creativo tuvo la idea de comercializarlo como un producto farmacéutico. Fue así que la catsups se convirtió en una píldora y fue vendido como «Dr. Miles Compound Extract of Tomato», que aseguraba ser capaz de curarlo todo, desde la calvicie hasta los hongos de los pies.

Para contrarrestar el aumento de las ventas, la empresa H. J. Heinz recolectó estudios científicos que decían que el ketchup contenía propiedades antioxidantes (lo cual es cierto) y que incluso podía curar el cáncer (lo que no es cierto).

Si bien estas afirmaciones son técnicamente correctas, los niveles de licopeno son tan bajos que los beneficios serían insignificantes, si es que tienen algún impacto en la salud. De hecho, tendrías que literalmente consumir litros y litros de salsa todos los días para sentir algún efecto.

Al final el emprendimiento fracasó, y quienes estaban fabricando la catsup como medicina cerraron sus negocios.

Si quieres saber curiosidades de otros alimentos puedes consultar nuestras notas aquí