facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

¿Sabes qué es el botón del fin del mundo?

La “desconcertante anomalía” en una pintura de Leonardo da Vinci

Terminó en el hospital pro tragarse unos aretes de oro

Inicio / MUNDO RARO / El hongo que convierte escarabajos en zombies

El hongo que convierte escarabajos en zombies

Un equipo de investigadores de las universidades de Arkansas y Cornell ha descubierto que un tipo de hongo mata a hembras de escarabajos soldado de vara de oro, de una forma tan sofisticada que ellas, al morir, atraen a los machos, propagando de esta forma sus esporas a través de estos insectos, informa el portal científico Phys.org.

En su estudio publicado en la revista ‘Journal of Invertebrate Pathology’, el grupo describe las observaciones que hizo de del escarabajo y la peculiar forma en que el hongo Eryniopsis lampyridarum se extiende dejando sus esporas en nuevos huéspedes a través de hembras ‘zombi’.

El escarabajo soldado de vara de oro, o Chauliognathus pensylvanicus, es una especie de escarabajo autóctona de América del norte central y oriental que vive en los prados y campos alimentándose del néctar de las plantas.

Esta especie se aparea mientras que se sitúan encima de una flor, y curiosamente este comportamiento puede contribuir a su desaparición, revelaron los investigadores. El hongo Eryniopsis lampyridarum también vive en los mismos tipos de flores e infecta a los escarabajos cuando se sientan encima de ellos. Una vez infectado, las mandíbulas del escarabajo quedan atascadas en la flor, después de lo cual el escarabajo muere. Un día más tarde sus alas se abren, como si el pobre insecto se preparara para despegar.

Para los escarabajos machos infectados, la historia de su vida y muerte termina en ese punto. Otra cosa son las hembras. Cuando estas mueren infectadas con esporas del hongo aparecen a los ojos de los machos maduros como con vida y listas para la procreación, por lo cual los machos se sientan sobre ellas y tratan de aparearse con estas hembras ‘zombi’ y no tardan en infectarse ellos mismos.