facebook@ twitter@ instagram@ youtube@
Inicio / Actualidad / Costa Rica: el verde paraíso volcánico

Costa Rica: el verde paraíso volcánico

Su clima húmedo y sus verdes paisajes  hacen de Costa Rica uno de los destinos turísticos más atractivos aunado a que en su territorio se encuentra alojado el 5% de la biodiversidad del planeta.

 

 

 

Es difícil no enamorarse de Costa Rica, un pequeño país centroamericano que alberga el 5% de la biodiversidad mundial en cuanto a flora y fauna y que ha hecho del turismo ecológico su punta de lanza. Sume usted que cuenta con una población y extensión muy similar a la del estado de Michoacán pero con características más sosegadas de violencia y bienestar. Sencillamente este año fue considerado como el país más feliz de Latinoamérica (durante los últimos cinco años ha estado entre los 15 primeros del mundo) de acuerdo con el World Happiness Report 2017, publicado por la ONU. También sobresale porque es considerado el segundo país más seguro de Latinoamérica, apenas por debajo de Chile, de acuerdo con el Global Peace Index Report 2016, lo cual sorprende, entre otras cosas, porque este país lleva casi 70 años sin tener un ejército constituido.

A estas cuestiones sociales agregue que sus riquezas naturales le permitieron alcanzar el año pasado una cifra histórica de visitantes (2.9 millones), según datos del Instituto Costarricense de Turismo.

Ronny Sibaja González, un guía de turistas costarricense, dice que su país es también un País de Volcanes, pues posee más de 120 en sus 51,100 kilómetros cuadrados y se le considera un líder mundial por sus logros ambientales. Otras referencias las puntualiza el Banco Mundial: Costa Rica es un ejemplo por sus políticas ambientales ya que han posicionando su Marca Verde y se ha convertido en el único país tropical del mundo que ha reducido la deforestación.

No debemos olvidar que por su situación geográfica –puente entre América del Norte y América del Sur– se torna un destino sumamente atractivo pues posee dos costas y un sistema montañoso que le confiere numerosos y variados microclimas.

No extraña pues su posición como destino favorito entre aquellos visitantes que buscan un contacto directo con la naturaleza, los que quieran observar a especies protegidas en su hábitat natural, ni de esos aventureros que gustan de la adrenalina o incluso de los turistas comunes que sólo buscan pasársela muy bien. Costa Rica es el refugio de numerosas aves y especies endémicas, así como también plantas que únicamente hallará en estos lares. Algunos ejemplos son el oso perezoso de tres y cuatro dedos, el oso hormiguero, las tortugas, el manatí, las ranas, águilas, guacamayas y una infinidad de plantas.

La pregunta es: ¿Cómo un país con limitados recursos supo aprovechar su patrimonio natural y convertirlo en su principal fortaleza? En entrevista para Contenido el experto en viajes Ronny Sibaja, señala con simpleza que los costarricenses gustan de la naturaleza, no obstante, lo más importante es que cuidan el patrimonio que “Dios” les ha dado y esto es un denominador común en todos sus connacionales. “El secreto está en que hemos aprendido a conservar lo bueno y a desechar lo malo. Por esa razón mucha gente sigue viviendo en nuestro pequeño país y no lo cambia por nada”.

A los ticos, como se les llama cariñosamente, siempre los verá con una sonrisa franca y pregonando su filosofía práctica “Pura vida”, un motor existencial semejante al Carpe Diem (aprovecha el momento) de los latinos. Es gente muy amable, franca y abierta que gusta de recibir a los turistas y los hace sentir como si estuvieran en su propia casa.

 

Tres postales ticas

 

  1. Parque Nacional Volcán Poás

Ubicado en la provincia de Alajuela, en la zona norte del país, sobre la Cordillera Volcánica Central, el parque tiene una extensión de más de seis hectáreas y constituye uno de los atractivos que más visitantes atrae. Se puede observar el cráter del volcán en todo su esplendor, uno de los volcanes activos, el andador lo pone al alcance de la mano para admirar sus 3,000 metros de altitud y de paso su lago color azul cobalto y burbujeante. Ronny Sibaja dice que aunque su país es Tierra de Volcanes, cada vez que visita este volcán se siente impactado. Los visitantes que lo observan por primera vez se quedan en shock al contemplar cómo se manifiesta la naturaleza: “Es algo tan grande que nos hace reflexionar acerca de nuestra pequeñez como seres humanos”, dice arrobado. Si bien el volcán ya no ha tenido ninguna erupción, de vez en cuando presenta actividad sísmica y emanación de gases. No olvide caminar hacia la Laguna Botos donde verá otro cráter ya inactivo y menos debe perderse el sendero conocido como Escalonia, donde podrá disfrutar del bosque tropical nuboso.

 

 

  1. La Fortuna de San Carlos

Un pueblo cercano al Volcán Arenal, uno de los más activos del país que diariamente arroja gases, y por la noche se pueden ver emanaciones de luces incandescentes. A veces, dice el guía Sibaja, la gente espera que tiemble o que haga erupción porque se contagian de nuestro slogan, de que Costa Rica es un país de aventuras. Lo gozoso viene después del recorrido por las faldas del Volcán Arenal, que tiene una forma cónica casi perfecta, disfrutar de un bosque tropical lluvioso y de algunas cascadas de agua. En esta pequeña villa es posible hacer paradas en los hoteles o spas de la zona que cuentan con aguas termales y algunos toboganes. De acuerdo con los lugareños las aguas termales de los Tabacones poseen propiedades que le permiten una gran relajación así como también son famosas sus mascarillas de lodo. No vaya a olvidar por ningún motivo el traje de baño, el repelente contra insectos, toalla y el protector solar.

  1. Parque Nacional Manuel Antonio

Ubicado en la costa del Pacífico sur, en la zona de Kepos, a 150 kilómetros al sur de San José, la capital. Este parque es el preferido de los visitantes porque en sus 2,000 hectáreas es posible hallar una gran biodiversidad de fauna, así como unas playas idílicas, de arena blanca. Recorrer sus senderos es un disfrute para los sentidos, caminar a pie significa identificar los árboles exóticos y tropezar con mamíferos, reptiles y monos muy sociables que acechan al visitante. Si tiene suerte podrá observar a los osos perezosos de tres o cuatro dedos. En mi recorrido tuve suerte y tropecé con venados, amigables mapaches, monos capuchinos, monos araña, monos cara blanca, cangrejos y perezosos. En el parque hallará 350 tipos de planta y 109 especies de mamíferos, El premio final suelen ser las aguas cristalinas o visitar la cercana Playa Espadilla donde observé uno de los mejores atardeceres en un ambiente de gran tranquilidad.

 

La iglesia de Hierro

No todo es exuberancia en Costa Rica, también hay algunos puntos culturales y sitios de interés. En la provincia de Alajuela, rumbo al norte del país, es parada obligada visitar la Iglesia de Hierro, conocida como Iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes de la Parroquia de Grecia. Construida en este material debido a los múltiples temblores que azotan el país, ante lo cual en el siglo XIX se decidió construir un templo de hierro que fue fabricado en Bélgica, transportado a Puerto Limón por barco, posteriormente a Alajuela en ferrocarril y finalmente las piezas fueron llevadas en carretas en lo que actualmente es el Parque central de Grecia.

 

La Ciudad de las Carretas

El sistema de transporte más utilizado por los costarricenses fue la carreta, que se considera un símbolo nacional; igual se utilizaba para salvar distancias, transportar materiales, especialmente los productos del campo, y también para que los hacendados pudieran salir a divertirse, entre otros usos. En la comunidad de Sarchí, al norte de San José, famosa por la fabricación muebles y carretas, existe un mítico taller conocido como Taller Eloy Alfaro, fundado en 1923. Precisamente en este taller se maquinó una colosal carreta, considerada como la más grande del mundo y que mide 15 metros de largo, según el Récord Guinness. Este artefacto de adornos multicolores puede apreciarse en la Plaza Principal de Sarchí.

Educar para la vida

Ronny Sibaja dice que él se gana la vida mostrando aves y mariposas, por lo cual se siente privilegiado, pero está consciente de que forma parte de una nueva generación de costarricenses que han sido educados en el cuidado de la naturaleza y el entorno. Desde la infancia los ticos aprenden en la escuela el amor por la naturaleza, y a los niños se les inculca que deben ser fraternos, calurosos y amantes de su entorno. El gran paso que dio el sistema educativo en este país centroamericano es “enseñarle a los alumnos a querer y apreciar lo que está en el planeta porque nos pertenece a todos, más allá de un himno nacional o de ser parte de un país”, comenta ferviente nuestro entrevistado. Por eso él dice que su filosofía de vida es cuidar la tierra en la que vive, porque la heredó de sus abuelos, y se la cuida a sus hijos pero que está comprometido a entregarla mejor de cómo él la recibió.

 

 

Tips de viaje:

Si desea viajar a Costa Rica es bueno hacer las reservaciones y contratar los tours desde México. Una buena opción es Kroa Tour Operador (kroa.com.mx). La moneda oficial es el Colón (un peso equivale a 30 colones) pero en todo el territorio se aceptan dólares. Tenga en cuenta que al hacer un cambio de dólares a colones, algunas casas de cambio cobran una comisión.

 

 

Licor nacional

El guaro es un aguardiente de caña de azúcar. El gobierno costarricense nacionalizó su producción y es el único autorizado para comercializarlo. Tiene a su cargo la Fábrica Nacional de Licores, cuya marca es Cacique Guaro. Debido a su gusto fuerte, parecido al vodka, se suele tomar en cocteles.

 

 

Gallopinto

Es el plato típico costarricense, una mezcla de arroz con frijoles y especias como cilantro, cebollas y chile. Algunos creen que es la mezcla de un producto aborigen (frijol) y de uno traído por los españoles (el arroz). Un buen desayuno consta de Gallopinto, huevos y plátanos, aunque nadie le hace el feo ni en la comida ni en la cena.

 

 

República de Costa Rica

Capital: San José

Territorio: 51,100 km2.

Límites: Nicaragua (norte), Mar Caribe (este), Panamá (sureste), Océano Pacífico (oeste).

Población: 4,937,775 habitantes

Exportaciones: instrumentos médicos, frutas tropicales, circuitos integrados y aparatos ortopédicos.

 

Te puede interesar

El actor que dio voz a la rana Kermit está furioso por su despido

Javier Duarte llegó de Guatemala al Reclusorio Norte

Muere George A. Romero, padre de las películas de zombis