sábado , septiembre 23 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

El Palacio de Buenavista: Palacio Encantado

Muros que nacen del odio. Edificio Kavanagh

Ciencia a favor de las personas. Esclavos y amos de la técnica

Inicio / COLUMNAS / Trabajo del hogar: un trabajo invisible que aporta 24.2% del PIB

Trabajo del hogar: un trabajo invisible que aporta 24.2% del PIB

 

El ignorado y todavía menos remunerado trabajo del hogar es un servicio cuyo valor, de acuerdo con los expertos, rebasa el aporte de otros sectores productivos.

 

A finales de marzo se realizó el sexagésimo primer periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW 61), en la sede de las Naciones Unidas donde se deliberó sobre “El empoderamiento económico de las mujeres en el cambiante mundo del trabajo”, y una de las conclusiones directamente relacionada con el nivel de ingreso por persona y la desigualdad, es que a la gran mayoría de las mujeres se les responsabiliza de tareas de administración de hogar y cuidado de hijos de forma cotidiana y sin descanso de fin de semana y, sobre todo, sin remuneración.

En México hay 2,321,010 personas que realizan trabajo doméstico remunerado y el promedio de su ingreso es igual a 1.5 salarios mínimos, siendo más alto en zonas urbanas; 94% son mujeres, sin embargo, de los casi 30 millones de personas no ocupadas de 15 años y más que podrían integrar la Población Económicamente Activa (PEA), el grueso son mujeres, y se dedican “al hogar”.

Según el World Development Report del Banco Mundial, diariamente las mujeres dedican de una a tres horas más que los hombres a labores del hogar y en Latinoamérica las mujeres entre 20 y 24 años no buscan trabajo fuera de casa debido a la fuerte carga que representa mantener al día sus hogares, aunque trabajar en el hogar no implica que sea trabajo improductivo pues de acuerdo con el reporte de la ONU Mujeres, ese trabajo no remunerado, aporta entre el 10% y el 50% del PIB.

En México, durante los últimos cinco años, la tasa de crecimiento poblacional ha sido de alrededor de 1.35% anual y alcanza 129 millones de personas de las cuales 61.4 millones somos mujeres, 51.4% del total, cerca de 30 millones se dedican al “hogar”.

Nuestro país presenta rezagos significativos en la lucha por dicha equidad, de acuerdo con el informe más reciente denominado Cuenta satélite del trabajo no remunerado de los hogares de México 2015, elaborado por el Inegi. El valor económico del trabajo doméstico no remunerado y de cuidados, fue de 4.4 billones de pesos, equivalente al 24.2% del PIB; de esta participación las mujeres aportaron 18 puntos y los hombres 6.2 en empleo doméstico no remunerado.

Es decir, que la aportación de la mujer (3.3 billones de pesos) al realizar estas actividades en el hogar equivale al 18% del PIB del país. Esta cifra es superior al 15.8% del PIB reportado en 2008, lo cual nos indica que el rol de la mujer en este tipo de actividades retoma importancia cada vez más.

Si bien estas actividades no se comercializan, su valor económico supera al PIB que generan sectores productivos tan relevantes como la industria manufacturera (16.7%), el comercio (15.5%), el turismo (8.7%), el petróleo (5.8%), o los servicios educativos (4.1%).

Es importante precisar que por Trabajo No Remunerado de los Hogares de México, nos referimos a los servicios de cuidados y apoyo a los integrantes del hogar, alimentación, limpieza y mantenimiento de la vivienda, así como compras y administración del hogar, entre otras.

Hay que destacar el valor de la mujer en las labores del hogar ya que realizan cerca del 75%, y muchas de ellas cuentan además con una ocupación o trabajo remunerado fuera de casa, lo cual les da más valor en un mundo en el que los grandes puestos, sueldos y prestaciones están dominados por el sexo masculino.

El Inegi enfatiza que las mujeres destinan más horas a las labores domésticas y de cuidados, con 65% de su tiempo de trabajo total y sólo 32.5% a aquellas actividades por las que regularmente se recibe un ingreso monetario.

Concluyendo. Hasta ahora, las propuestas para insertar en empleos mejor remunerados a las mujeres, reconoce la necesidad de impulsar cambios en el sistema educativo de los países para que las mujeres puedan acceder a empleos mejor pagados y diversos, pero poco se reconoce que es importante combatir institucionalmente estereotipos porque ese trabajo es esencial para que los hogares y las economías funcionen, pero también se valora menos y, más aún, no se paga formalmente.

 

http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/cn/tnrh/default.aspx

 

 
Valor económico de las labores domésticas y de cuidados no remunerados
                                                                                             (Porcentaje y millones de pesos)
 
Concepto                                                                                                    2015P
Valor respecto del PIB nacional a precios de mercado                              24.2%
Valor del trabajo no remunerado en labores domésticas y de cuidados   4,411,433.0
 
Alimentación                                                                                                        19.2%
Limpieza y mantenimiento de la vivienda                                                     16.8%
Limpieza y cuidado de la ropa y calzado                                                        7.2%
Compras y administración del hogar                                                               12.9%
Cuidados y apoyo                                                                                     33.6%
Ayuda a otros hogares y trabajo voluntario                                                    10.4%
 
P Cifras preliminares.

Fuente: Inegi, Cuenta satélite del trabajo no remunerado de los hogares de México, 2015. Encuestas Hogares, Cuentas Nacionales.