facebook@ twitter@ instagram@ youtube@
Inicio / CUERPO Y MENTE / Así se activan las enfermedades autoinmunes

Así se activan las enfermedades autoinmunes

Un nuevo hito científico. Un equipo de investigadores del Hospital National Jewish Health ha identificado un desencadenante de las enfermedades autoinmunes como el lupus, la enfermedad de Crohn o la esclerosis múltiple. Los hallazgos ayudan a explicar por qué las mujeres se ven más afectadas que los hombres por las enfermedades autoinmunes y sugieren un objetivo terapéutico para prevenir la enfermedad autoinmune en los seres humanos.

“Nuestros hallazgos confirman que las células B asociadas a la edad (ABC, en inglés) impulsan la enfermedad autoinmune. Hemos demostrado que el factor de transcripción T-bet dentro de las células B hace que las ABCs se desarrollen. Al eliminar T-bet dentro de las células B, los ratones propensos a desarrollar enfermedades autoinmunes se mantuvieron sanos. Creemos que el mismo proceso ocurre en los seres humanos con enfermedad autoinmune”, afirma Kira Rubtsova, coautora del trabajo.

Las enfermedades autoinmunes ocurren cuando el sistema inmune ataca y destruye los órganos y tejidos de su propio huésped. Docenas de enfermedades autoinmunes afectan a millones de personas en todo el mundo. Varias enfermedades autoinmunes, incluyendo el lupus, la artritis reumatoide o la esclerosis múltiple afectan bastante más a las mujeres. Concretamente de 2 a 10 veces más que a los hombres. En general, alrededor del 80% de los pacientes autoinmunes son mujeres. Y no hay cura para la enfermedad autoinmune.

Las células B: actores clave en la enfermedad autoinmune

Los científicos identificaron previamente un subconjunto de células B que se acumulan en pacientes autoinmunes, ratones hembras autoinmunes y ancianos (=células B asociadas a la edad o ABC). Investigaciones posteriores mostraron que el factor de transcripción T-bet juega un papel crucial en la aparición de las células ABC.

A través de técnicas genéticas y de cría, los científicos eliminaron la capacidad de los ratones propensos a las enfermedades autoinmunes a expresar el factor T-bet dentro de sus células B. Como resultado, las células B asociadas a la edad no surgieron y los ratones se mantuvieron sanos. El 75% de los roedores con T-bet en sus células B murieron a los 12 meses, mientras que el 90% de los ratones sin T-bet sobrevivió tras los 12 meses.

“Nuestros hallazgos muestran por primera vez que las ABC no sólo se asocian con enfermedades autoinmunes, sino que realmente las impulsan”, dijo Rubtsova.

El estudio ha sido publicado en la revista Journal of Clinical Investigation

Te puede interesar

Dime cómo duermes y te diré cómo es tu relación

La postura que adoptamos al dormir con nuestra pareja da muchas pistas sobre la situación …