facebook@ twitter@ instagram@ youtube@
Inicio / CUERPO Y MENTE / Los tres peores aspectos de los celos

Los tres peores aspectos de los celos

Cuanto antes aprendas cómo los celos perjudican tu relación de pareja, antes entenderás que lo mejor es dejar a la otra persona libre y confiar.Estos son los peores aspectos de los celos:

Jaime Eduardo Calixto González explica a Contenido: “Todas las personas experimentamos celos en diferentes niveles, sólo que no somos conscientes de ello”.

Los celos duelen, desde luego. Pero esa situación encierra una problemática mucho más compleja que eso, que nos hace preguntar ¿qué ocurre en nuestro cerebro cuando los experimentamos? Al igual que en el amor –dice el también médico cirujano por la UNAM–, un puñado de sustancias químicas hacen que nuestro cuerpo se prepare “como si fuera a ser atacado”.

1. Los celos son una señal de falta de confianza en ti mismo

Hay algo que todos deberíamos tener claro: que los celos son una señal de falta de confianza en nosotros mismos. Si nuestra pareja decide que quiere estar con otra persona, allá él o ella; nosotros sabemos lo que valemos y solo aceptamos estar con alguien que nos valore.

Si no nos valora, ¡lo mejor que puede hacer es marcharse de nuestra vida!

2. Los celos son una señal de necesidad de control

Si sientes que necesitas saber todo el tiempo dónde está tu pareja, qué está haciendo y con quién, no es él o ella que tiene un problema: tú lo tienes.

Has desarrollado una necesidad de control poco saludable, y lo mejor que puedes hacer es trabajar sobre ti mismo para resolver esos problemas desde su raíz, en lugar de ejercer más control sobre tu pareja.

3. Los celos son una señal de que no confías en tu pareja

Este es uno de los aspectos más difíciles de aceptar y de hacer algo al respecto. Porque si los celos son una señal de que no confías en tu pareja, ¿qué diablos haces al lado de esa persona? Si no te inspira confianza, ¿por qué sigues con él o con ella?

Haz un autoexamen sincero y averigua si se trata de simplemente una paranoia tuya, en cuyo caso lo mejor es trabajar sobre tus propias inseguridades, o si tu pareja realmente te da motivos para que sientas celos, en cuyo caso deberías replantearte si realmente quieres estar junto a esa clase de persona.

Después de ser una persona muy celosa, aprendí que después de todo, si te quieren engañar lo van a hacer en cuanto te des vuelta para ir al baño. Así que mejor relájate, disfruta de la relación el tiempo que dure.

Te puede interesar

A la última moda hasta en la tumba

Tumbas que son a la vez huertos, tapas de ataúdes con mesas de juego y …