sábado , noviembre 25 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Lionel Messi recibe su cuarta Bota de Oro

6 trends tecnológicos que no debes perder de vista este noviembre

6 Preguntas que te debes hacer para que tu coqueteo no se convierta en acoso

Inicio / Conte-Tips / Aprende a desinfectar tu colchón y tus almohadas fácilmente

Aprende a desinfectar tu colchón y tus almohadas fácilmente

Para desinfectar tu colchón y tus almohadas fácilmente lo mejor es optar por soluciones naturales, respetuosas con el medio ambiente y con el funcionamiento de tu propio cuerpo. Tener un hogar limpio y libre de ácaros es una prioridad para todos. Sin embargo, no siempre es fácil. Hay zonas que suelen olvidarse y otras que no sabemos cómo atajar.

Esto último suele suceder cuando te planteas desinfectar tu colchón y tus almohadas.

La cuestión es que constituye una tarea muy importante, ya que estamos hablando del lugar donde dormimos. Aunque las sábanas y las fundas las protejan, resulta esencial que aprendas a hacerlo.

Descuidar este aspecto no solo empeora las enfermedades respiratorias, como el asma o las alergias, sino que también puede propiciar su aparición. Además, cuando contamos con gran cantidad de polvo en casa, es fácil que la calidad del sueño se vea comprometida. Todo ello se debe a la existencia de micoorganismos que impiden que respiremos de manera adecuada.

Aunque en el hay múltiples alternativas químicas destinadas a este fin, por nuestra parte, aseguramos que las más sanas para desinfectar tu colchón y tus almohadas fácilmente son las más naturales. Son las que mejor respetan nuestro organismo y, por tanto, las que producen menos efectos secundarios.

Conscientes de ello y del desconocimiento que existe en torno a este tema, nos hemos propuesto enseñarte cómo hacerlo.

Cómo desinfectar tu colchón

En primer lugar, te recomendamos que no hagas la cama en cuanto te levantas.

¿Te preguntas por qué? Cuando decidimos realizar esto en el instante en el que despertamos, encierras las sábanas y con ellas, a las partículas que habitan en ellas y en tu colchón.

Lo mejor es, por tanto, dejar que respiren y que les de la luz del sol. Este es el principal enemigo de los microbios, por lo que cuando te dispongas a hacer la cama, muchos de ellos habrán desaparecido.

Así, si estás buscando una solución más agresiva, ¡bastará con dejarlo un día al aire libre!

Es posible que necesites otra alternativa más intensa. En este caso, te sugerimos usar el bicarbonato y aceites esenciales desinfectantes.

Ingredientes

2 cucharadas soperas de bicarbonato de sodio (20 g)
2 gotas de aceite de tomillo
2 gotas de aceite esneical de árbol de té
2 gotas de aceite de lavanda

En primer lugar, debes combinar el bicarbonato con todos los aceites esenciales.

A continuación, con un colador, espolvorea toda la mezcla sobre la superficie del colchón y deja que actúe durante 2 horas.
Trascurrido el tiempo, pasa la aspiradora para que no queden restos.

Con esto, tu colchón quedará como nuevo y listo para que respires con comodidad durante el sueño. Se acabará ese “me levanto con más sueño que cuando me acuesto”.

Si el origen del problema era esto, el descanso está garantizado.

Desinfectar tus almohadas fácilmente

Te presentamos ahora varios métodos para limpiar tus almohadas con facilidad. En este caso, contamos con la inestimable ayuda de la lavadora.

De cualquier forma, te enseñaremos soluciones ecológicas, a pesar de usar el aparato.

Bicarbonato y vinagre

Aunque también puedes emplear el detergente con olor, te recomendamos esta medida. La razón es muy sencilla: evitarás el efecto de sustancias químicas artificiales que contaminan el aire de tu hogar.

Durante la noche se produce variaciones sustanciales entre el oxígeno y el dióxido de carbono. En este sentido, es fundamental que oxigenemos bien y que cuidemos de la calidad del aire que respiramos.

Ingredientes

Media tacita de bicarbonato (50 g)
Un cucharada de vinagre blanco (10 ml)
Cómo hacerlo
Solo tendrás que meter las almohadas en la lavadora, junto con la mezcla y las desinfectarás fácilmente.
Repite el proceso otra vez para escurrirlas al máximo.
Sécalas al sol para terminar con la humedad y los restos de microbios que puedan quedar.
Con estos sencillos consejos conseguirás desinfectar tu colchón y tu almohada fácilmente. No necesitarás hacer grandes esfuerzos, ni paralizar tu vida para ello.

Por si esto fuera poco, estos procedimientos constituyen una apuesta por el cuidado del medio ambiente.

Recuerda que la existencia del planeta te permite sonreír, abrazar a tus seres queridos, bailar, vivir. Y por ello, merece que lo tratemos con el máximo respeto siempre.

Te invitamos a que descubras otras medidas verdes, o lo más ecológicas posible, para tu cuidado personal, así como el de tu hogar.