Jueves , Marzo 23 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@
Inicio / LA CHEQUERA / 2017: preocupa más la FED que Donald Trump

2017: preocupa más la FED que Donald Trump

 

 

Siempre que se acerca o comienza un nuevo año, la pregunta recurrente es: ¿cómo esperas el 2017? Preocupa más la FED que Donald Trump.

Evidentemente, el resultado de la elección del 8 de noviembre en los Estados Unidos que no queríamos ver en México, por lo vociferante y amenazante que fue el presidente electo Donald Trump durante su campaña, aparenta ser hoy el principal desafío.

Sin embargo, la estridencia de las declaraciones sobre que va a construir un gran muro en la frontera con México no ha permitido entender su mensaje, que es más realista y transitable de lo que se piensa.

Justo el 31 de agosto del año pasado, cuando el presidente Enrique Peña sostuvo con él un encuentro en Los Pinos, el reclamo mediático, de las redes y de los ciudadanos era sobre cómo se había atrevido a invitar a quien ni siquiera era presidente y más todavía: ¿por qué le dio trato de jefe de Estado? El 20 de este enero, Trump se convertirá en el presidente de los Estados Unidos de América, nuestro país vecino del norte, nuestro principal mercado y nuestro principal socio.

De ahí que revisar su mensaje de entonces, uno sin adjetivos, puede ayudarnos a transitar el 2016, desde este primer mes, con menos incertidumbre.

Son cinco los puntos que dejó sobre la mesa:

 

Uno: “Poner fin a la inmigración ilegal, no solamente entre nuestros dos países, sino incluyendo la inmigración ilegal de centro y sudamericanos, así como de otras regiones que impactan la seguridad y las finanzas, tanto en México como en Estados Unidos”.

Soy sincera: no había leído con tal detenimiento el discurso/propuesta del presidente Trump sobre la relación con México y, para mi sorpresa, resulta bastante congruente y constructivo.

 

Dos: Pidió “tener una frontera segura”. Es su derecho soberano tanto como el nuestro, para detener el movimiento ilegal de personas y drogas, pero también de armas y dinero que vienen del norte. Eso implicaría revisar los acuerdos de cooperación en materia de seguridad para los ciudadanos de ambos países.

Tres: “Desmantelamiento de los cárteles de la droga y poner fin al flujo de drogas, armas y fondos ilegales que cruzan nuestras fronteras”.

Si no hay intelligenzia compartida, seguiremos viendo cómo se asesinan en Guerrero, Tamaulipas, Chihuahua, Michoacán. Pero también requerimos de una política nacional de seguridad efectiva, y no el desastre que tenemos y que nos cuesta la módica cantidad de 135,000 millones de pesos al año para enfrentar a la delincuencia que nos ha robado, asaltado, secuestrado, extorsionado.

 

Cuatro: “Mejorar el TLCAN, porque tiene 22 años y debe reflejar la actualidad”. La intención es hacer más fuertes las cadenas industriales en “nuestro hemisferio”, con mejoras salariales en ambos lados de la frontera.

En Estados Unidos han pasado 18 años en que los salarios han caído y en México, no lo dijo, pero apenas hemos tenido año y medio en que los salarios no caen ¡en tres décadas!

 

Cinco: “Conservar la riqueza manufacturera en nuestro hemisferio. Cuando los empleos salen de México, de Estados Unidos o Centroamérica y se van a otros países, incrementa la pobreza y la presión en los servicios sociales, así como la presión en la migración transfronteriza; una presión tremenda”.

Nuestro mercado y nuestro vínculo es profundo, y la relación no se elimina con un muro porque es cercana y estrecha. Me quedo con lo que dijo al final: “Un México fuerte, próspero y vibrante está en el mejor interés de Estados Unidos y conservará y ayudará a conservar durante mucho, mucho tiempo, a América unida”.

 

Buen inicio de año. Creo que será un año de negociaciones, ¡eso sí es seguro!. Por lo demás, la incertidumbre real estará ligada al reinicio de la normalización monetaria en Estados Unidos que comenzó en diciembre, pues sólo cruzamos los dedos para que la Reserva Federal conocida como FED no eleve las tasas a un ritmo acelerado y que la tasa objetivo final sea pronto desvelada para que la incertidumbre no genere un fenómeno financiero como el observado en 2009, 2002, 1998, 1994, 1982… ¿Le suena?.

Yo estoy más preocupada por la FED que por Trump.

Te puede interesar

Anticorrupción. Páginas de Gabriel Zaid

La cárcel, más la prensa, más la transparencia, más el activismo de los movimientos ciudadanos, …