facebook@ twitter@ instagram@ youtube@
Inicio / EN PRIMER PLANO / La adicción al café es genética

La adicción al café es genética

Para muchos el café es un gusto adquirido y no es nada extraño que para comenzar el día muchas personas necesiten más de una taza para hacerlo con energía, pero un reciente estudio publicado en el Scientific Reports asegura que este placer tiene ver más con nuestra genética que con una adicción.

Los científicos encargados de esta investigación descubrieron que existe un gen llamado PDSS2 que juega un papel importante a la hora de que el cuerpo metaboliza el café lo que hace que algunas personas necesiten dosis más altas de este líquido.

El estudio que se le realizó a 1200 habitantes de un pueblo en Italia, reveló que las personas con una variante específica del gen PDSS2, bebieron menos café que aquellos que no la tienen. Se cree que la variante de este gen ralentiza el ritmo con el que el cuerpo asimila la cafeína lo que provoca que se quede por más tiempo en el torrente sanguíneo y que los efectos de una sola taza duren más tiempo por lo que el cuerpo no exige una dosis extra.

De acuerdo al autor del estudio, Nicola Pirastu, la teoría explica que las personas con altos niveles de este gen metaboliza más lento el café, razón por la que beben menos tazas que las que los tienen bajos pues ellos aún conservan los efectos de la cafeína en su cuerpo.

Así que ya sabes cada vez que termines una taza de café y a los pocos minutos se te antoje otra no es culpa de nadie más que de tus ancestros y la genética. ¿Estás de acuerdo con esta teoría?

Te puede interesar

Descubren el origen de la señal WOW, importante evidencia de que la vida extraterrestre existe

En 1977, más precisamente el 15 de agosto, un extraño fenómeno fue detectado por un …