lunes , septiembre 25 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Movilidad urbana: el calvario cotidiano para llegar a tiempo

Cómo ha cambiado la familia mexicana

Las carreras del futuro para un mejor entorno laboral

Inicio / Reportajes / Cuidado con las enfermedades del frío

Cuidado con las enfermedades del frío

 

Si ya sintió el descenso de la temperatura y sufre sus efectos, tenga cuidado, pues justo en esta época comienza el incremento de las enfermedades del frío, atribuidas al invierno.

Las bajas temperaturas circulan por el país, por ello hay que estar en guardia para prevenir las enfermedades respiratorias, por la época también llamadas enfermedades del frío. Datos del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) de la Secretaría de Salud muestran que durante el periodo invernal el número de pacientes con padecimientos respiratorios aumenta hasta 40%. Estos males se tornan en un problema grave de salud pública y representan la morbilidad más alta por la fácil propagación de los virus.

La más común es la gripe estacional, infección vírica aguda –dice Alfredo Carrillo, especialista en Otorrinolaringología y en Cirugía de Cabeza y Cuello– que impacta a la salud y es también la principal causa de incapacidad laboral: representa las tres cuartas partes del ausentismo en las empresas.

Ante este panorama, el experto advirtió que un diagnóstico y tratamiento oportunos son la clave para que los pacientes logren un alivio rápido y eficaz. “Una persona con gripe deberá tomar un antigripal en las 48 horas siguientes a la aparición de los síntomas”, señaló.

Existen tratamientos como el ibuprofeno y fenilefrina que alivian temporalmente los síntomas asociados con el resfriado, como la congestión nasal, cuerpo cortado, dolor de cabeza, dolor de garganta y fiebre.

 

¿Qué es la influenza?

La influenza estacional es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa provocada por diferentes virus. La influenza en viajeros es la principal causa de infección en turistas internacionales prevenible por vacunación, con un riesgo tres veces mayor al de presentar Hepatitis A en su forma sintomática durante el trayecto. La proporción de viajeros que enferman de influenza puede ser tan alta como de hasta uno por cada 100 personas cada mes, en cualquier parte del mundo que se transmite de persona a persona, “a través de gotitas de saliva” de un persona enferma, que salen cuando habla, estornuda o tose, por contacto con secreciones nasales o faríngeas, o por las condiciones en la cabina del avión como baja humedad y temperatura.

El periodo de incubación inicia hasta tres días antes de presentar síntomas y suele persistir los siguientes nueve días, comenta el médico Baruch Díaz Ramírez, jefe de la Clínica de Atención Preventiva del Viajero de la UNAM.

Los viajeros afectados inician con fiebre mayor a 38ºC, tos, dolor de garganta, secreción nasal, diarrea, dolor de cabeza y muscular; con una duración de cuatro a seis días. El 30% de las personas que se infectan no desarrolla síntomas, sin embargo, puede transmitir el virus.

La prevención en los viajeros internacionales es clave en el control sanitario de las fronteras, pues genera graves complicaciones en la salud de los turistas y podrían desencadenar epidemias y pandemias, por ello se recomienda aplicarse la vacuna 14 días antes de un viaje internacional, señala el especialista miembro de la Sociedad Internacional de Medicina del Viajero.

 

Prevención, la mejor vacuna

Los grupos más vulnerables a las bajas temperaturas son los niños y los adultos mayores, según considera el médico José Luis Sandoval Gutiérrez, jefe del departamento de Áreas Críticas del INER, y ejemplifica: en los hospitales públicos se incrementa 15% la consulta por diferentes infecciones respiratorias (gripe, influenza, faringitis, amigdalitis, bronquitis y neumonía) las cuales suelen propagarse por la presencia de virus, bacterias y hongos. Otros grupos a los que debe ponerse atención son las mujeres embarazadas; personas con VIH, pacientes con diabetes, enfermedades respiratorias graves, personal de salud, entre otros.

Lo importante, considera el experto, es que existe un arsenal contra las enfermedades respiratorias, el cual debe usarse siempre bajo vigilancia médica para evitar posibles complicaciones.

 

  • Medidas para enfermedades del frío
  • Abríguese, protegiendo cabeza, rostro y boca.
  • Evite cambios bruscos de temperatura.
  • Tome abundantes líquidos.
  • Refuerce las defensas de los niños y ancianos.
  • Lávese frecuentemente las manos con agua y jabón.
  • Cubra su boca con un pañuelo o con el antebrazo cada vez que tosa o estornude.
  • Evite saludar de mano o beso a personas con enfermedades respiratorias.
  • No asista a lugares concurridos si tiene síntomas.
  • Evite la exposición a contaminantes ambientales.
  • No fume en lugares cerrados, cerca de niños, ancianos y enfermos.
  • Acuda al servicio médico en caso de enfermedad respiratoria.
  • No se automedique, podría agravar el padecimiento.
  • Evitar encender con leña (estufas, calentadores y anafres) en espacios cerrados.
  • Revise la calefacción.
  • Fuente. Secretaria de Salud

 

La explicación podría estar en la nariz

Un problema en la nariz hace sufrir a todo el cuerpo, debido a sus diferentes funciones: calentar, humedecer y filtrar el aire que respiramos, eliminando el polvo, los gérmenes y los irritantes. Además, las cavidades nasales contienen células nerviosas que ayudan al sentido del olfato, señaló el experto.

Cuando las personas tienen congestionada la nariz, respiran por la boca, lo cual incrementa el riesgo de que presenten bronquitis, neumonía, entre otras, y en la garganta, se reduce el sentido del gusto; además la contaminación y los gérmenes entran directamente a los pulmones, al tiempo que el aire ingresa frío y seco, lo cual puede provocar tos aguda o crónica.

¿Qué hacer? Lavados diarios, con una solución isotónica de agua de mar para limpiar y humidificar las fosas nasales de manera suave y homogénea, use paños calientes y húmedos en la cara, inhale vapor de dos a cuatro veces al día.

 

 

Cinco enfermedades del frío

Gripe

Influenza

Bronquitis

Neumonía

Faringitis