Lunes , enero 16 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@
Inicio / Actualidad / Vértigos y mareos: un mal de las grandes ciudades

Vértigos y mareos: un mal de las grandes ciudades

amenorrhea

Es sorprendente cómo en los últimos años han aumentado las consultas de personas que padecen vértigos y mareos en las grandes ciudades, dice en entrevista exclusiva para Contenido, Ariel Joselovsky, autor del libro, El origen de la ansiedad. Cómo frenar el síntoma frente a la ansiedad. (Ediciones B).

El crecimiento está relacionado con el estrés que se vive en los gigantes de cemento. La patología está relacionada con las emociones, señala el Kinesiólogo y Fisiatra egresado de la Universidad de Buenos Aires, con más de 30 años dedicados a la investigación del cuerpo. Es obvio que la ansiedad va en aumento. Precisamente, si algo caracteriza a todos los pacientes vertiginosos, es su personalidad ansiosa que por supuesto data de antes de que se produjeran los mareos, pero frente a éstos la ansiedad llega a su máxima expresión.

Si la persona atraviesa un cambio emocional. Por ejemplo, frente al casamiento o a la pérdida de trabajo, la llegada de un hijo, al finalizar los estudios y comenzar una carrera profesional, la inestabilidad de la nueva situación se transforma en una inestabilidad física expresada por su cuerpo a través de los mareos unido a cambios fisiológicos.  El “no perder la cabeza” ante una emoción desconocida, es precisamente la de los músculos del cuello que son los responsables de mantener el equilibrio de la cabeza. En ésta se encuentran nuestras principales fuentes de comunicación  con el medio externo: la mirada y los oídos, explica el especialista. Los músculos del cuello son los únicos en todo el cuerpo que se conectan con el sistema regulador de equilibrio en forma doble.

vertigo

Una persona ansiosa contrae  los músculos que unen la cabeza con los hombros y tensiona la musculatura que va desde la nuca hasta la parte más elevada de los hombros, ésta es la clara actitud de agresividad contenida en el hombre moderno. Esta tensión cervical excesiva se transforma en un incesante flujo eléctrico conducido a través de los nervios que, en el caso de los músculos cervicales es un doble sistema nervioso que lo conecta con el sistema regulador del equilibrio corporal que se traducen en señales y sensaciones equivocadas es entonces cuando se producen los vértigos y mareos.

Cuando el flujo sanguíneo se ven disminuidos, los vértigos y mareos se acompañan  con molestos zumbidos y una disminución de la capacidad auditiva. Esta situación de ansiedad-tensión-mareos-ansiedad, forma un círculo vicioso. Cuando la persona entra en esta etapa de miedo tiende a no salir de su casa y prefiere estar su casa, pues la considera un lugar seguro. Si sale a la calle suele hacerlo acompañado, pero se halla temeroso. La ayuda psicológica es imprescindible para superar este estado y recomienda estás medidas contra los molestos vértigos y mareos.

mareos-y-vertigos-descubre-sus-causas_960x540_6bc42a76

Recomendaciones del experto

  1. Piensa y siente: ¿ Cuál es el foco que te genera la ansiedad? ¿ Un examen, el próximo divorcio, la presión en el trabajo?
  2. Un cuerpo relajado por supuesto que lleva a una mente más relajada, pero lo más importante es hablar y pedir ayuda. No debe ser motivo de vergüenza contar lo que a uno le pasa y decirle a una persona ‘te quiero’, porque nos hemos acostumbrado a tragarnos los afectos y terminamos lastimando al otro.
  3. Vive relajadamente.
  4. Lo importante es trabajar en el cuerpo tenso para disfrutarlo, para sentir placer y dejar de sufrir.
  5. Quiere a tu padre, madre, esposa, esposo, hijos y hermanos. No le eches la culpa por el pasado.
  6. Aprende a poner límites. La sociedad te exige pero hay un límite. Reflexiona, ¿cuánto tiempo le voy a restar al trabajo para estar con mis hijos?  Ama a los tuyos para bajarle a la ansiedad.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

 

Te puede interesar

Presumen que el efecto Trump llegó a los Oscar

Algo está sucediendo en Hollywood, y es que tras conocer que la esperada gala pública …