sábado , noviembre 25 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Lionel Messi recibe su cuarta Bota de Oro

Por Twitter, Pacquiao invita a McGregor a un combate en 2018

Mugabe renuncia a la presidencia de Zimbabue

Inicio / Actualidad / Alan Ruschel: “Dios me puso en su regazo y me dijo que tenía más misiones en la tierra”

Alan Ruschel: “Dios me puso en su regazo y me dijo que tenía más misiones en la tierra”

desolador-alan-ruschel-sobreviviente-chapecoense_982412967_119110103_667x375

El defensa Alan Ruschel, superviviente de la tragedia del vuelo que transportaba al equipo de fútbol Chapecoense ofreció una rueda de prensa al recibir el alta médica. El atleta mostró que se encuentra en el camino correcto para volver a jugar : “Calculé tres meses para calcificar la columna y ya pasó uno. Dos meses más para fortalecer la musculatura. Estoy sólo en el comienzo” y casi sin palabras mostró lo que está sintiendo.“Es una mezcla grande de sentimientos: una alegría por estar aquí de nuevo pero al mismo tiempo un luto por haber perdido tantos amigos”. “En el momento en que cayó el avión Dios me puso en su regazo y me dijo que tenía más misiones en la tierra, por eso él no me llevó. La única explicación es la de los milagros: el de estar vivo y el de estar andando”, afirmó el jugador brasileño a la agencia EFE.

El lateral-izquierdo de la Chapecoense, uno de los cinco supervivientes de la tragedia de la aeronave que llevaba el equipo de fútbol a Medellín para disputar la Copa Sudamericana llegó en estado de shock al hospital de la ciudad colombiana de La Ceja, la más próxima del lugar del accidente, pero no paró de preguntar por su familia y pidió a los médicos guardar su anillo de bodas.

crop_w0_h0_5354210-focus-min0-17-min0-1-628-524

Un niño se transformó en el “ángel” de Alan Ruschel

Luego del trágico accidente un ángel salvó a Ruschel. La agencia EFE, en base a testigos locales, gracias a trabajo de “guía” de un niño de unos 10 años  fue posible el rescate de este futbolista entre los restos de la aeronave que cayó en cerro El Gordo Antioquia, Colombia). “Cuando estábamos estacionando las camionetas llegó un niño y nos dijo que a unos heridos los estaban sacando por otro lado”, afirmó Sergio Marulanda, un lugareño que colaboró con las tareas de rescate.

Este niño, cuya identidad no trascendió, con ese gesto aparentemente insignificante, terminó siendo parte fundamental en la coordinación del rescate. Sergio se convirtió en eslabón fundamental para que Alan continuara con vida, pero antes fue vital la mano de la inocencia, la mano del pequeño de 10 años que hizo de veces de guía y, por ende, para muchos, de “ángel”.

img_odotras_20161129-105139_imagenes_lv_otras_fuentes_alan_ruschel-knnc-u412255490118rj-992x558lavanguardia-web

Con información agencia EFE