viernes , noviembre 24 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Las primeras cualidades que se notan en una entrevista

¿Cómo identificar un amigo verdadero?

Acelera tu metabolismo con estos tips

Inicio / Conte-Tips / 6 remedios que puedes hacer con cáscara de huevo

6 remedios que puedes hacer con cáscara de huevo

 

El huevo es uno de los alimentos que más se consumen en todo el mundo, no solo porque es muy versátil a la hora de prepararse, sino porque cuenta con una amplia variedad de nutrientes que benefician el organismo.

descubre-6-interesantes-remedios-naturales-con-cascara-de-huevo-500x298

Aunque durante un tiempo se pensó que no era saludable incluirlo con regularidad en la dieta por su colesterol, poco a poco se comprobó que son más sus propiedades. Lo que algunos continúan ignorando es que su cáscara, esa que todos solemos tirar, también cuenta con interesantes cualidades que podrían aprovecharse en la salud.

Estas son una fuente significativa de calcio y, de hecho, se estima que más de un 90% de su composición es este mineral esencial.

Además, en menor cantidad concentra otras sustancias saludables para el cuerpo, lo cual indica que su consumo tiene un impacto muy positivo.

¿Alguna vez has aprovechado estas cáscaras? Si aún no sabes cómo hacerlo, no dejes de probar los siguientes remedios naturales que fueron propuestos pro el sitio Mejor con Salud y que aquí te presentamos.

1. Bebida de cáscara de huevo para desintoxicar el organismo

Las vitaminas y minerales contenidas en la cáscara de huevo son un buen complemento para apoyar los procesos de desintoxicación del cuerpo.

Ingredientes
5 cáscaras de huevos
3 litros de agua
¿Qué debes hacer?
Lava bien las cáscaras de huevo, tritúralas en un mortero y vierte el polvo en un recipiente con tres litros de agua.
Coloca el preparado en el refrigerador y déjalo en reposo una semana.
Pasado este tiempo, consume dos vasos al día.

2. Tratamiento para problemas gástricos

Aunque te resulte extraño, lo cierto es que la cáscara de los huevos puede ser un ingrediente muy adecuado para tratar problemas estomacales.

Ttiene propiedades que regulan el pH del estómago para controlar las molestias más comunes que lo aquejan.

Úsalo en caso de acidez, gastritis y dolor abdominal común.

Ingredientes
1 cáscara de huevo
¼ de cucharadita de café (1,2 g)
1 cucharada de jugo de limón (10 ml)
½ vaso de leche (100 ml)
¿Qué debes hacer?
Coloca la cáscara de huevo en un mortero y tritúrala hasta obtener un polvo.
Combina el producto con el café y el jugo de limón.
Pon al fuego la leche y, cuando esté caliente, agrega el preparado anterior.
Consúmela dos veces al día, preferiblemente con el estómago vacío.

3. Jarabe para fortalecer el sistema inmunitario

Una combinación de cáscaras de huevo con limón y miel de abejas nos da como resultado un jarabe natural contra los síntomas de la gripe y el resfriado.

Su alto contenido de nutrientes fortalece el sistema inmunitario y aumenta la presencia de anticuerpos.

Ingredientes
8 cáscaras de huevo
El jugo de 5 limones
2 tazas de miel de abejas (672 g)
1 litro de agua
¿Qué debes hacer?
Lava y tritura las cáscaras de huevo hasta convertirlas en harina.
Extrae el jugo de los limones y combínalo con las cáscaras.
Deja que se ablanden en el refrigerador y, posteriormente, incorpora el litro de agua y la miel de abejas pura.
Combina todo muy bien y déjalo reposar 7 días.
Pasado el tiempo indicado, consume una cucharada, tres veces al día.

4. Remedio cicatrizante

La película transparente que recubre el interior de la cáscara de huevo contiene nutrientes que facilitan la cicatrización de heridas superficiales en la piel.

Si bien funciona por sí sola, también puedes potenciar sus efectos con un poco de aceite de oliva.

Ingredientes
1 cáscara de huevo
1 cucharadita de aceite de oliva (5 g)
¿Qué debes hacer?
Humedece la cáscara de huevo con un poco de aceite de oliva y ponlo directamente sobre la zona afectada.
Asegúrate de que la película transparente sea la que hace contacto con la piel.
Repite su aplicación dos veces al día.

5. Tónico para pieles sensibles

El efecto antiinflamatorio y calmante de la cáscara de huevo puede ayudar en el tratamiento de la piel irritada o sensible.

Ingredientes
1 cáscara de huevo
¼ de taza de vinagre de manzana (62 ml)
½ taza de agua (125 ml)
¿Qué debes hacer?
Tritura la cáscara de huevo y mézclala el vinagre de manzana y la media taza de agua.
Deja que repose toda la noche y, al día siguiente, aplícalo con un trozo de algodón.
Repite su aplicación cuantas veces sea necesario.

6. Tratamiento exfoliante

Si no cuentas con un producto para exfoliar tu piel, tritura un poco de cáscaras de huevo y aprovecha su capacidad para remover las células muertas.

Ingredientes
1 cáscara de huevo
1 clara de huevo
¿Qué debes hacer?
Prepara un polvo con la cáscara de huevo y combínalo con la clara.
Extiende el producto por todo el rostro, déjalo secar y retíralo con suaves masajes circulares.
Úsalo máximo dos veces a la semana.