Miércoles , enero 18 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@
Inicio / Reportajes / Lo que debes conocer del asma

Lo que debes conocer del asma

 

 

Un padecimiento que la ciencia ha empezado a controlar para que los enfermos puedan hacer una vida casi normal y respirar a gusto.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

dest-asma

Una madrugada el pequeño Gerardo Herrera Rojas de siete años de edad fue trasladado al hospital con tos aguda y serias dificultades para respirar. Gracias a la rapidez con que lo llevaron al nosocomio la crisis fue controlada. Días más tarde un neumólogo le diagnosticó asma, caracterizada por inflamación y estrechamiento de las vías aéreas que disminuye o bloquea el flujo de aire, uno de los mecanismos que regula la ventilación pulmonar.

Este mal se presenta principalmente en la infancia, y de acuerdo con el neumólogo Francisco Javier Torre Bolio –secretario de la Sociedad Mexicana de Neumología y Cirugía de Tórax–, se caracteriza por ataques recurrentes de sibilancias (silbidos en el pecho), falta de aire, opresión en el pecho y tos que varía en severidad y frecuencia y que suele agravarse durante las noches.

Cuando una persona que presenta el mal entra en contacto con un agente desencadenante (infección viral, polen o humo) sus vías respiratorias se inflaman, se obstruyen y producen moco en exceso, lo cual dificulta la respiración. El asma recurrente causa insomnio (acompañado de tos intensa por la noche), fatiga durante el día, disminución del nivel de actividad y ausentismo laboral o escolar. Según el neumólogo Torre Bolio es incurable. Sólo se controla con medicamentos que desinflaman los bronquios, evitando la exposición al polvo, polen, hongos como los que crecen en las paredes húmedas, así como la contaminación ambiental, que empeora los ataques.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en el mundo hay unos 300 millones de asmáticos, y su prevalencia está aumentando quizá por la combinación de los factores de riesgo sumados a la predisposición genética. Cifras recientes revelan que anualmente mueren alrededor de 180,000 personas a causa de esta afección respiratoria. En México, según los expertos, 4,500,000 de los ocho millones de asmáticos, pierden la vida cada año porque no todos han sido diagnosticados y de los que ya están en tratamiento (90%) no están bien controlados y esto incrementa la carga económica de la enfermedad.

Torre Bolio, también neumólogo del Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS, advierte que los asmáticos corren el riesgo de desarrollar la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) si no hay un buen control. En 2014 la EPOC se ubicó como la quinta causa de muerte en  México y la OMS prevé que para 2020 será la tercera causa de mortalidad internacional.

Otros datos que se deben tomar en cuenta según los estudiosos: del siete al 8%  de los mexicanos presenta este padecimiento, pero si se contabiliza únicamente a menores de 10 años la prevalencia aumenta a 12%. No hay que olvidar los costos económicos asociados a este padecimiento, uno de los más altos entre las enfermedades crónicas, pues superan a los de la tuberculosis y el VIH/sida juntos, y las economías desarrolladas pueden gastar hasta 2% de su presupuesto de salud tan solo en asma.

asma-en-los-adultos-599so092111

¿Cómo andamos?

La investigación Estudio Internacional de Asma y Alergias en la Infancia, realizada en la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Veracruz, Oaxaca y Mérida determinó que Yucatán ocupa el primer lugar con el 12.5%  -en comparación con la media nacional que es de 7.5% y comparado con la incidencia en otros estados- por lo cual uno de cada 10 niños yucatecos entre seis y 12 años de edad,  presenta la mayor incidencia de asma en el país, lo que representa un grave problema de salud pública.

Dicha investigación determinó que los estados de la república que se encuentran al nivel del mar y con temperaturas altas tienen el mayor número de casos, por lo que Yucatán (12.5%), Tabasco (11.9%), Veracruz (8.9%), y Baja California (7.8%) encabezan la tabla mientras que la Ciudad de México registra 4.7%  y Toluca 2%.  ¿Por qué Yucatán lidera este listado? Su cercanía al mar, la humedad, las condiciones climáticas y también los factores hereditarios, explica Torre Bolio.

Herramientas de combate

Si bien el asma no se puede curar, un manejo adecuado puede controlar la enfermedad y las personas podrían disfrutar de una buena calidad de vida con el uso de anti-inflamatorios inhalados (glucocorticoides) que son la piedra angular del tratamiento acostumbrado, ya que tienen como objetivo reducir el riesgo de exacerbaciones, controlar inflamación y revertir posibles cambios estructurales en las paredes de las vías respiratorias.

Se suman los broncodilatadores agonistas beta-2 de acción prolongada (LABA)  que son componentes clave del tratamiento, comparte Emilio Pizzichini,  afiliado al  Comité Científico de Global Iniatitive for Asthma, GINA.

Por su parte el científico Erick Bateman, integrante del Advisory Board Internacional de Burden of Obstructive Lung Disease Initiative, explica que para tratar el asma resistente al tratamiento, se demostró que al agregar tiotropio un broncodilatador anticolinérgico de acción prolongada éste resulta más eficaz. Esta  molécula, que desde hace 10 años se ha utilizado exclusivamente para atender la EPOC, con esa nueva indicación terapéutica  aprobada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) hoy ofrece en adultos grandes beneficios a sus débiles pulmones. Bateman explica que este fármaco debe utilizarse en combinación con el otro medicamento que ya reciba el paciente para así potenciar el efecto y tener una vida normal.

Nuestros especialistas consultados aconsejan seguir los tratamientos eficaces con que ya cuenta la ciencia médica que permiten hoy en día que un asmático pueda tener una vida normal siempre y cuando reciba un buen control de la enfermedad, concluyen.

asthma-870x435

Viejos consejos, nuevos usos

Tradicionalmente a los asmáticos se les disuade de hacer ejercicio, por la creencia de que les provoca dificultades para respirar y ataques severos de asma. En un estudio publicado recientemente en la revista BMJ Open Respiratory Research, expertos de la Universidad de Concordia, del Hôpital du Sacré-Coeur de Montreal, Canadá, revelaron que el padecimiento podría tener un antídoto muy simple: 30 minutos de ejercicio al día durante todo el año para mantener los síntomas bajo control. Puede caminar, andar en bicicleta o practicar yoga. También el niño asmático puede hacer ejercicio ya que contribuye a fortalecer los músculos respiratorios y mejora el funcionamiento pulmonar; pero es conveniente que tanto su profesor de educación física como sus compañeros sepan que el menor necesita tomarse un respiro y se informen sobre cuáles pasos deben seguir en caso de que presente una crisis. Lo que no debe hacer nunca, es bucear.

728px-diagnose-asthma-step-2

Te puede interesar

El peligro de ser bella

Ser bella y la oportunidad de ganar dinero fácilmente, se han convertido en una combinación …