sábado , noviembre 25 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

Amor a los robots (y otros placeres por venir)

Juan Torres y el pueblo de las Catrinas

Día de Muertos o Halloween, ¿qué prefieres?

Inicio / Reportajes / Fobias: a qué le temen los mexicanos

Fobias: a qué le temen los mexicanos

 

El miedo es una condición común de los seres humanos, nos alerta sobre posibles peligros y nos pone en guardia para hacerles frente en cualquier situación. Sin embargo, cuando se vuelve irracional y nos incapacita se convierte en fobia. ¿Cuáles son las más comunes?

 dsc-bg-48hs-al-limite-003-0007-1440x900

Un día, en una junta con otros colegas, Pedro Reyes, directivo de una enlatadora de alimentos, sintió tal presión que perdió el control: no podía respirar y le causó taquicardia. Se echó a llorar porque se sentía morir. Pasado este episodio, Reyes sufrió durante mucho tiempo de miedo, sin saber por qué, tenía insomnio y dificultades para concentrarse. Terminó por negarse a ir a las juntas por temor a sufrir otra crisis y al cabo perdió su trabajo. Buscó ayuda profesional y fue diagnosticado con glosofobia (temor a hablar en público), actualmente sigue en tratamiento.

Daniela Madariaga, de cinco años de edad, sufría de aracnofobia (miedo a las arañas); cuando veía uno de estos insectos se paralizaba, tenía sudoración en las manos y perdía el habla antes de proferir un chillido y romper en llanto. Con el tiempo la niña se rehusó a ir al parque donde solía jugar por las tardes y cada noche pedía a su madre que revisara a fondo las cobijas en busca de bichos. Finalmente, se negó a salir de la casa.

Los especialistas hacen la distinción entre miedo y fobia; el primero se refiere a una perturbación angustiosa, no incapacitante, del estado de ánimo ante una amenaza concreta, particular, mientras que el segundo es una aversión muy intensa, persistente e irracional, desencadenada por la presencia o anticipación de cosas, animales, personas o situaciones específicas. Las personas que padecen este tipo de trastorno de ansiedad, hacen hasta lo imposible por evitar ponerse en situaciones que “su cerebro interpreta como peligrosas”, porque les impide llevar una vida normal, según detalla el Instituto Mexicano de Trastornos de Ansiedad (IMTA).

185895257_thinkstock_istock

En cuanto a la clasificación de las fobias, los expertos suelen aceptar tres grandes grupos:

Fobias simples: Conocidas también como específicas. Se presentan únicamente en situaciones especiales, con criaturas vivas, lugares, actividades o cosas reales.

Fobias complejas: Están relacionadas con un temor profundamente arraigado o ansiedad acerca de ciertas situaciones, incidentes o circunstancias, lo que las hacen mucho más incapacitantes que las fobias simples.

Fobia social: Estos miedos están relacionados con los sentimientos exagerados de timidez e inhibición que se transforman en un poderoso inhabilitante para las relaciones personales. Como resultado de ello, la gente se siente incómoda en las situaciones sociales de todos los días.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Mental en Estados Unidos, las fobias simples suelen empezar durante la infancia y generalmente desaparecen al alcanzar los 20 años. Las fobias complejas comienzan más tarde.

En ciertas ocasiones, esta conducta de evasión no modifica demasiado la vida cotidiana. Por ejemplo, si alguien tiene ofidiofobia (miedo a las serpientes), pero como vive en una ciudad es muy poco probable que se encuentre con una de ellos. Pero si alguien trabaja para una gran empresa multinacional y padece glosofobia y además tiene que hacer presentaciones diarias ante grupos de socios o clientes, su fobia sí tendrá un gran impacto en su vida diaria.

maxresdefault (2)

 

SÍNTOMAS DE LAS FOBIAS

Psicológicos

*Ansiedad incontrolable cuando la causa del miedo se encuentra cerca (en caso de ser específica) o cuando se vive una situación de riesgo (si la fobia es social o compleja).

*Exaltación: el cuerpo interpreta que se encuentra en una situación de extremo peligro, por lo que debe huir lo más rápido posible.

*Incapacidad de razonar de manera correcta ante una situación de riesgo.

*Descontrol: es normal que los afectados reconozcan que sus miedos son irracionales, irrazonables y exagerados.

Físicos

*Sudoración

*Respiración anormal (jadeo, intentos de recuperar el aliento)
*Latidos del corazón acelerados (paro cardiaco en casos extremos)
*Temblor

*Sofocos o escalofríos

*Sensación de ahogo

*Estómago revuelto (náuseas)

*Sequedad de boca

*Confusión y desorientación

*Mareo

*Dolor de cabeza

México temeroso

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen más de 250 tipos de fobias reconocidas y estudiadas. Se calcula que más del 7% de la población mundial padece algún tipo de ellas en su categoría más simple, mientras que el 4% sufrirá una de tipo complejo; en tanto, el 2%  se ve envuelto en fobias de corte social. Las causas que las producen son tan variadas como los sujetos que las padecen y en algunos casos pueden llegar a ser inhabilitantes.

En nuestro país, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica en México, los trastornos mentales más comunes son las fobias específicas; es decir, 7.1% de la población presenta alguna. Mientras que el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente detalla que 4.7% de los mexicanos padece una fobia social, que se puede curar si se trata a tiempo.

En el estudio Miedos y fobias en México, la consultora Mitofsky establece que la primera causa de temor en el territorio nacional es la inseguridad (24%), seguido del miedo a morir (12%), enfermarse (6%), perder el trabajo y a las alturas (5%). Otros miedos que presentaron cierta popularidad fueron los temores a la soledad o a subir de peso; en el caso de animales e insectos surgieron las ratas, arañas, perros, víboras o cucarachas.

También hay temores provocados por el entorno natural: a las alturas, a la oscuridad, a los sismos, al mar. El más extraño y que destacó fue el miedo a los payasos y a los fantasmas. Estos resultados surgieron de respuestas espontáneas.

El estudio se centró luego en dos grandes campos: temores cotidianos y 13 que pertenecen a las 250 fobias reconocidas por la OMS. Dentro del primer grupo 54% dijo tener miedo a la muerte, 41% dijo temer a los drogadictos; 27% a la policía y 4% a sus padres.

La edad también influye: se destaca que los menores de 29 años le tienen mayor temor a la muerte (58%) o al fracaso económico, la policía (27%) y a sus padres (6%) que el resto de los ciudadanos. Los mayores de 50 años, por su parte, se atemorizan por las enfermedades (59%), los drogadictos (45%) y la policía (27%).

Otro de los factores que interviene en la forma en que razonamos los miedos es la escolaridad. Por ejemplo, la consultora dice en el estudio que las personas con menor escolaridad tienen miedo a los drogadictos (43%) y a sus padres (5%). Al tiempo que quienes estudiaron la preparatoria o bachillerato, tienen miedo a la muerte y a las enfermedades (56%).

Por cierto, las enfermedades son el principal temor del nivel socioeconómico alto; para el nivel medio, son los drogadictos. En la región noreste del país temen a la muerte y a las enfermedades; en el occidente a los drogadictos y en el centro a sus padres. La región sureste es la que menor nivel de temor manifiesta hacia estas cinco miedos.

En el ámbito de las fobias, la información que arrojó el trabajo estadístico que se centró en una muestra de 1,000 mexicanos mayores de 18 años, fue dividida en los 13 grandes miedos irracionales más comunes que se ven influidos por la edad, la escolaridad y la región del país.

de-los-miedos-mas-comunes-nacen-todos-los-demas-como-el-panico-a-las-alturas-istock

Miedos y fobias de los mexicanos

1.- Acrofobia (miedo a las alturas)

Es más común entre las mujeres, los mayores de 50 años, los ciudadanos de baja escolaridad, los de nivel económico medio y en la región sur del país.

2.- Bogifobia (miedo a lo sobrenatural)

Es mayor entre mujeres, menores de 29 años, quienes cuentan con estudios máximos de preparatoria y son del nivel socioeconómico medio. En el noreste y occidente del país le temen a lo sobrenatural, en el centro ese miedo es sólo de 26%.

3.- Musofobia (temor a los ratones o ratas)

El 43% de las mujeres tiene miedo a los roedores frente a 12% de los hombres. Por edad son los menores de 50 años quienes manifiestan este temor. Por escolaridad, las personas con menos estudios son los que más temen a los roedores.

4.- Entomofobia (miedo a los insectos)

Su mayor prevalencia es femenina, incapacita a 46% de las mujeres sin importar su escolaridad o edad.

5.- Aerofobia (miedo a volar en aviones)

Por escolaridad se observan diferencias considerables: entre los mexicanos con estudios de universidad, sólo 16% declara tener miedo a volar en avión, por un 33 % de los entrevistados con primaria o menos.

6.- Escotofobia (miedo a la oscuridad)

Las mujeres, los menores de 30 años, los de nivel socioeconómico alto y la región occidente del país manifiestan mayor temor a entrar o permanecer en lugares ausentes de luz.

7.- Claustrofobia (miedo a los espacios cerrados)

Es más común en las mujeres que en los hombres, 27% de las mujeres le tiene miedo por sólo 16% de los hombres. Diferencias también notables por escolaridad: entre los que cuentan con primaria 25% y quienes cursaron universidad 19%.

8.- Cinofobia (miedo desmedido a los perros)

Se presenta más entre mujeres, mayores de 50 años, personas con  escolaridad mínima de primaria, entre los niveles socioeconómicos alto y medio, además del occidente del país.

9. –”Scalofobia” (miedo irracional a pasar por debajo de una escalera)

Es gran motivo de temor entre mujeres, mayores de 30 años, entre quienes tienen estudios menores a preparatoria, nivel socioeconómico alto y el noreste del país. Si bien no está reconocido como una fobia por la OMS o las escuelas de psiquiatría, en nuestro país sí es un impedimento para llevar una vida normal.

10.- Enoclofobia (miedo a las multitudes)

El miedo a las multitudes también es mayor entre las mujeres, menores de 30 años, nivel socioeconómico bajo y el centro del país.

11.- Coulrofobia (miedo a los payasos y a los mimos)

Afecta a los menores de 30 años, a quienes cuentan con escolaridad de primaria y a los ciudadanos que viven en el centro del país; manifiestan esta extraña fobia.

12: Agorafobia (miedo a los espacios abiertos o descubiertos)

Se observa entre los mayores de 50 años, los ciudadanos con estudios mínimos de primaria, el nivel socioeconómico bajo y en el noroeste de México.

13.- Ornitofobia (miedo a las aves)

Los menores de 30 años, y quienes radican en el noreste o sureste del país afirman tener fobia a las aves.

Fuente: Miedos y fobias en México, Mitofsky.

Para evitar que la problemática con las fobias se agrave, es menester tener establecido un criterio de diagnóstico eficiente. En nuestro país, son los psiquiatras los encargados de determinar el grado de temor que tiene un individuo por alguna situación u objeto. En general, si el diagnóstico es oportuno y el tratamiento seleccionado se sigue al pie de letra, los trastornos son curables o, como mínimo, controlados.

[Por Mario Ostos]