miércoles , noviembre 22 2017
facebook@ twitter@ instagram@ youtube@

Te puede interesar

El pequeño robot de toyota capaz de leer emociones

¿Cómo identificar un amigo verdadero?

Una implicación más de la contaminación del aire: puede dañar el esperma

Inicio / CUERPO Y MENTE / ¿Cómo evitar discusiones absurdas?

¿Cómo evitar discusiones absurdas?

 

En una relación de pareja las discusiones son normales, pero ¿qué hay de todas esas que surgen por absurdos? Las discusiones absurdas pueden destruir nuestra relación, por eso tenemos que aprender a evitarlas.

algunas-parejas-se-meten-en-discusiones-interminables-que-no-les-conducen-a-ninguna-parte-istock

Las redes sociales y la comunicación con la pareja

Las redes sociales pueden ser una fantástica opción para estar en contacto con tu pareja, pero también pueden provocar graves conflictos.

Malentendidos, palabras que se dicen con un sentido pero que se reciben con otro, celos, aceptaciones de amistad, todo esto puede dar lugar a discusiones absurdas que se tendrían que evitar.

Es mejor que con tu pareja intentes hablar por vía oral, llamándoos y evitar los mensajes que pueden dar lugar a malentendidos.

Además, cualquier problema o duda que pueda surgir en relación a las redes sociales debe comunicarse lo antes posible. Lo peor que se puede hacer en una relación de pareja es guardarse las cosas para uno mismo.

Hablar siempre será el camino hacia la solución. Eso sí, no lo hagáis por mensajes, hacedlo cara a cara. Es como mejor se pueden entender dos personas.

Cuidado con los reproches

Muchas discusiones absurdas surgen cuando los reproches hacen acto de presencia. Cuando esto sucede, hay varios temas que se tienen que solventar.

Cuando no manifestamos nuestra disconformidad con algo en el acto, esto no se nos olvida, aunque sí se nos puede pasar por alto. El problema es que, en el momento menos oportuno, surgirá, estará ahí para ser partícipe de una discusión.

¿Sabes cuál sería una buena manera de evitar esto? Programar charlas sobre la relación os permitiría deciros todo eso que tenéis guardado y que no habéis encontrado el tiempo, ni el momento para expresarlo.

Aunque os dé pereza, es necesario comunicar todo aquello que se os pase por la mente. Puede que sea una tontería, pero esa tontería puede ser el detonante de una discusión absurda.

El gran problema de la pareja hoy en día es que la comunicación no es del todo sincera y abierta. Por eso, continuamos guardándonos cosas que reprocharemos en el futuro.

No lo hagamos. No tengamos miedo a decir lo que pensamos y sentimos.

Jamás se sacan a relucir temas pasados

Esto es algo que tiene mucho que ver con los reproches y es que, continuamente, estamos mirando hacia el pasado, hacia esas situaciones o momentos que nos hicieron daño.

Es una forma dura y cruel de comparar la realidad de ahora con la de hace un tiempo atrás. Eso, supuestamente, ya se había solucionado, ¿a qué viene ahora sacarlo a relucir?

Debemos aprender a mirar más hacia nuestros pies con vistas a caminar hacia un futuro prometedor, en vez de continuar anclados en un pasado que nos impedirá avanzar hacia adelante.

Muchas son las personas que, al no superar el pasado, no son capaces de vivir el presente de forma plena. Miedos, dudas, experiencias traumáticas… Todo eso tiene que ser solucionado ya mismo.

Como siempre se ha dicho, es mejor tarde que nunca, así que ¿por qué no solucionar todos esos temas pasados ahora en el presente? No permitas que tu relación siga acumulando reproches y situaciones no solventadas.

Una relación hay que cuidarla, mimarla. Para esto, tenemos que eliminar de nuestra vida los reproches, todo aquello que nos hizo daño un día, perdonar y, sobre todo, hablar.

Habla con tu pareja, cara a cara, sin sentirte cohibido, sin tener miedo a decir determinadas cosas. Estar en pareja significa sentirte libre para comunicar lo que sientes y lo que piensas.

Esto evitaría más de una discusión absurda.