Te puede interesar

El expresidente Alan García se disparó al ser detenido por caso Odebrecht

Frutas que combaten el envejecimiento

WhatsApp ya no permitirá que se realicen capturas de pantalla

Sabes la diferencia entre una manía y una fobia

 

Las manías, las fobias, los trastornos en general; muchas veces es difícil diferenciar entre una cosa y otra.

Lo cierto es que solo un profesional especializado puede determinar exactamente cuál es el trastorno que padece un paciente.

Es importante, en todo caso, que tengamos claras las diferentes definiciones de estos conceptos.

Diferencias etimológicas: las definiciones

Según el Diccionario de la Lengua Española (DLE) la palabra manía proviene del latín tardío manĭa, y este del griego μανία:

  1. f. Preocupación caprichosa y a veces extravagante por un tema o cosa determinados.
  2. f. Afición exagerada por alguien o algo. Tiene manía por las modas.
  3. f. coloq. ojeriza.
  4. f. Psiquiatría. Síndrome o cuadro clínico, por lo general episódico, caracterizado por la excitación psicomotriz derivada de una exaltación de la consciencia de sí mismo.

Según el Diccionario de la Lengua Española (DLE) la palabra fobia proviene del griego φοβία (phobía – temor):

  1. f. Aversión exagerada a alguien o a algo.
  2. f. Psiquiatría. Temor angustioso e incontrolable ante ciertos actos, ideas, objetos o situaciones, que se sabe absurdo y se aproxima a la obsesión.

Diferencias científicas: los cuadros clínicos

Desde la psicología y la psiquiatría manías y fobias se consideran trastornos absolutamente diferentes.

Según el psicólogo Diego Medina, una manía es un trastorno mental consistente en una elevación anómala del estado anímico.

Forma parte de los trastornos del ánimo, constituyendo una de las fases del trastorno bipolar. Es la fase de euforia exagerada, excitación e intensificación de todos los pensamientos y emociones.

Una fobia, por otra parte, no tiene tanto que ver con la excitación del estado de ánimo, sino más bien, como indica su definición, con un temor, miedo o pánico paralizante.

En términos del psicoanálisis una fobia no forma parte del trastorno bipolar, sino que se observa, a menudo, como parte de la neurosis o la psicosis.

Existen cerca de 400 fobias reconocidas clínicamente, que se pueden clasificar en fobias simples (asociadas a cosas específicas, t

Las fobias y manías como enfermedades mentales

Las manías y las fobias forman parte de un grupo más amplio de «enfermedades» mentales, los llamados trastornos de personalidad.

Los tratamientos para cada tipo de trastorno de personalidad varían mucho según la «escuela» del profesional tratante, la gravedad de la situación, las preferencias del paciente y la propia naturaleza del trastorno.

Estas condiciones se pueden definir en términos clínicos, pero la realidad es quecada caso es único y el tratamiento debe ser subjetivo y personalizado.

El tratamiento de estas y otras condiciones mentales ha evolucionado a lo largo de la historia pasando de tratamientos más agresivos con el paciente a tratamientos más integrales y personalizados.

Desde el electroshock, pasando por el psicoanálisis y la terapia conductista, hasta terapias integrales y alternativas que son las que han tomado más fuerza en la actualidad.

Ahora bien, ¿son enfermedades propiamente dichas? Y si lo son, ¿tienen cura?¿Una persona que padece una fobia puede ser considerado un enfermo mental?Y si es así, ¿cuáles son las implicancias de padecer una enfermedad mental?

En definitiva, a fin de cuentas, se trata de conceptos y debates que se continúan dando en la actualidad y todos debemos asumir la responsabilidad de mantenernos informados y atentos a los cambios.