Te puede interesar

El expresidente Alan García se disparó al ser detenido por caso Odebrecht

Frutas que combaten el envejecimiento

WhatsApp ya no permitirá que se realicen capturas de pantalla

¿Qué alimentos se adaptan más a tu tipo de sangre?

 

 

Conoce los alimentos que más se adaptan a tu organismo según la dieta del grupo sanguíneo.

carnivoro

No todo se trata de hacer dieta para adelgazar, sino que también para comer bien según el organismo, y así evitar las intolerancias alimentarias y el sobrepeso.

Lo ideal es que todas las personas debieran consumir por igual las proteínas, los vegetales, los granos enteros y la fruta. La diferencia es la cantidad y tipo de alimento para cada uno.

Por eso, el médico especialista en terapias naturales, Peter D’Adamo, escribió el libro Eat right for your type, es decir, Comer bien, para tu tipo.

El doctor recomienda el consumo alimenticio de acuerdo a la relación entre el sistema digestivo y el inmunológico. También, se centra en la capacidad celular y bioquímica de procesar elementos presentes en la carne, verduras, frutas y granos.

Esta dieta según el grupo sanguíneo se basa en que la sangre es la misma para todos, pero según los orígenes de los antepasados se puede determinar la capacidad para procesar ciertos alimentos.

La diferencia se sitúa en el sistema inmunológico. En palabras de D’Adamo, explicó:

Es el equivalente a tener soldados y policías entrenados para distintas cosas.
Detallamos los tipos de sangre y sus características para conocer cuáles son los alimentos que debieran estar presentes en su dieta.

Grupo O

Sus antepasados eran nómades cazadores de grandes especies. Eran carnívoros y carroñeros. En su dieta deberían predominar las proteínas animales.

Benéficos: carnes magras, pescados, aceites, frutas, verduras, frutos secos.

Evitar: coliflor, berenjenas, papas, cerdo, salmón ahumado, leche, lentejas, avena, aceitunas, maíz, cereales.

Grupo A

Sus antepasados se asentaron en comunidades y se dedicaron a la recolección de semillas, frutas y vegetales, para su cultivo. Eran más vegetarianos que carnívoros y también comían pescados y mariscos.

Benéficos: frutas, pescados, legumbres, cereales, verduras.

Evitar: carnes, quesos, repollo, papas, cerveza, embutidos.

Grupo B

Sus antepasados fueron ganaderos, cazadores de especies pequeñas y consumidores de productos lácteos.

Benéficos: huevos, carnes, pescados, lácteos, legumbres, cereales, frutas, verduras.

Evitar: cerdo, embutidos, cereales blancos, aceitunas, tomates, cangrejos.

Grupo AB

Son una mezcla de las capacidades de los organismos de los grupos A y el B.

Benéficos: carnes, pescados, lácteos, frutos secos, legumbres, verduras, frutas, cereales, grasas vegetales.

Evitar: tocino, cerdo, leche entera, productos integrales de trigo y pastas.

Fuente: Sabrosia