Te puede interesar

El expresidente Alan García se disparó al ser detenido por caso Odebrecht

Frutas que combaten el envejecimiento

WhatsApp ya no permitirá que se realicen capturas de pantalla

¿Por qué se nos queda una canción en la cabeza?

La psiquiatría y la música están íntimamente ligadas.
  • No es cuestión de vida o muerte, pero si es un tanto incómodo o por lo menos causa curiosidad.

A todos nos ha pasado y, si bien no es de vida o muerte, puede resultar molesto. Casi sin darte cuenta, tarareas una y otra vez la misma melodía y, por más que trates de cambiarla, sigue presente, casi como estuviese pegada. Hoy, queremos averiguar por qué no podemos quitarnos algunas canciones de la cabeza.

¿Por qué se pega una canción en nuestra cabeza?

Si se te pegan canciones a la cabeza con frecuencia, te contamos que el culpable es tu cerebro, específicamente la corteza auditiva. Una vez que estuvimos escuchando una canción pegajosa, especialmente un trozo que conocemos bien, parte de la melodía se mete como un parásito en nuestro cerebro. Como buen cerebro estudioso, éste busca llenar los espacios que nos faltan para completar la canción y la repetición es la mejor forma de hacerlo.

Cuando se acaba un tema musical pegajoso, la música puede parar, pero el cerebro sigue cantando y busca la letra y ritmo en la corteza auditiva. El cerebro busca y volverá a buscar de forma repetitiva, por eso la canción sigue sonando en tu cabeza, por más que intentes sacártela de adentro.

Algunos expertos dicen que, mientras más intentemos sacarnos una canción de la cabeza, ésta se nos pegará aún más, por lo que tus esfuerzos no servirán de mucho. Eso sí, tener una canción pegada no tiene porque ser necesariamente malo, ya que de cierta forma mantiene nuestro cerebro activo, un pequeño consuelo.

Ya sabemos cómo esa canción llegó a nuestra cabeza, ahora hay que saber cómo quitárnosla de forma efectiva y retomar la paz, eso hasta que se nos pegue otra.

Si bien las canciones con letras son las que suelen quedarse pegadas en nuestro cerebro, las más difíciles de quitar son aquellas repetitivas. Los jingles comerciales son un buen ejemplo de ello. Las mujeres suelen ser mas susceptibles que los hombres a este fenómeno.

A la hora de quitarse una canción de la cabeza, la ciencia propone algunos trucos:

comienza a cantar otra canción o, tócala en un instrumento, la atención de tu cerebro se moverá a ella; realiza una actividad diferente y que requiera esfuerzo (hacer ejercicio es una buena idea); escucha la canción que tienes pegada de principio a fin, así tu cerebro podrá llenar los vacíos que tiene y, con suerte, sacársela de adentro; enciende la radio y deja que otros sonidos te distraigan.

Al 99% de las personas se le ha quedado pegada una canción en la cabeza alguna vez, así que no es nada raro ni significa que tengas un problema, sólo un cerebro curioso y, queda esperar a que ese tema se vaya para siempre, aunque es probable que rápidamente sea reemplazado por otro.

[Con info de ojocientifico.com]