Contenido » Oxitocina: la hormona que hace fieles a los hombres
Noticias: Logran un contacto telepático mediante internet
Noticias: Cuando ellos sufren; estos son los mayores complejos de los hombres
Noticias: ¡Broma pesada! Le hacen creer que perdió un riñón
Noticias: Ciéntificos rusos crean un material más duro que el dimante
Noticias: Dulce remedio, la miel de abeja podría ser más efectiva que los antibióticos
Noticias: Identifican en EU misterioso virus que sólo afecta a los niños
Noticias: ¿Sabes qué país tiene más muertes por tránsito?
Noticias: Actriz de Django desencadenado es confundida con una prostituta
Noticias: ¿De verdad ayudan los apodos cariñosos en una relación?
Noticias: ¡Afila el diente! Estos son 11 alimentos recomendados para la tercera edad

» Oxitocina: la hormona que hace fieles a los hombres

26 noviembre 2013






 

Parece que una hormona es la respuesta para el problema de fidelidad.
  • Grandes cantidades de esta hormona hace a los hombres ver  más atractivas  sus parejas. 

Un estudio realizado en la Universidad de Bonn (oeste de Alemania), encontró que la oxitocina, conocida como la “hormona del amor”, desempeña un importante papel en la fidelidad masculina y la monogamia.

Los hombres con elevadas cantidades de oxitocina en el cerebro ven a sus parejas más atractivas que aquellos con niveles más bajos, indican los resultados del estudio publicado en la revista “Proceedings”.

Para llegar a esta conclusión, un grupo de cuarenta hombres heterosexuales que vivían con su pareja en el momento del estudio recibieron oxitocina mediante un espray nasal.

“Este mecanismo biológico actúa de modo muy parecido a una droga”, ya que “tanto en el amor como en el consumo de drogas se busca estimular el centro de satisfacción del cerebro”, explica el director del estudio, René Hurlemann.

Según el científico, la oxitocina estimula el contacto entre las parejas ya que, por medio de éste, se mantiene alto el nivel de esta hormona y ello repercute en una potenciación de la relación sentimental.

Hurlemann recuerda que “el hombre constituye una excepción”, ya que la monogamia no es un patrón de conducta muy extendido entre los animales salvajes.

 






css.php